Consejos para Regar Correctamente los Rosales

Anteriormente vimos la importancia de regar correctamente nuestros rosales y de cómo algunos factores como el clima, el suelo, el tipo de rosal, el viento y la temperatura pueden afectar la cantidad de agua que puede requerir nuestro rosal.

Por eso hoy les traemos algunos consejos para regar correctamente sus rosas:

  • Es importante que durante el primer año de plantado el rosal, no descuidemos el riego, ya que las raíces no se encuentran muy profundas y si no tienen la cantidad necesaria de agua, la planta podría morir o no llegar a desarrollarse y a florecer correctamente.
  • Durante la época de invierno, cuando no tiene hojas, no necesitará que la reguemos, siempre y cuando se encuentre plantada. Si por el contrario tenemos el rosal en una maceta debemos regarla un poco de vez en cuando para que no se resequen las raíces.
  • Es importante que evitemos el encharcamiento, es decir, regar nuestros rosales a tal punto que se salga el agua y se forme un charco. El exceso de agua en vez de ayudar a nuestra planta a crecer y florecer, pudrirá las raíces hasta el punto de matar la planta. Regar mucho los rosales es un problema común por lo que debemos tratar de regar poco e ir tanteando la tierra para saber qué tan húmeda se encuentra.

  • Debemos asegurarnos de regar nuestro rosal temprano en la mañana, o al caer el sol por la tarde. No se debe realizar el riego durante el medio dia ni durante las horas que el sol cae fuertemente ya que podría ocasionar lesiones en nuestra planta.
  • Al realizar el riego, debemos regar solamente el suelo, no debe caer agua ni en la flor, ni en las hojas, ya que esto favorecería la aparición de hongos y enfermedades. Puedes aplicar el riego al pie de la planta, con manguera o riego por goteo.

Escribe un comentario