Consejos para una poda de arbustos exitosa (I)

Poda de arbustos

A pesar de que no requieren demasiados cuidados, la poda de los arbustos realizada en el momento adecuado y de la forma correcta favorecerá su crecimiento y vigorosidad. Hoy te damos algunos consejos para una poda de arbustos exitosa.

En la naturaleza los arbustos se mantienen sin necesidad de podarlos. En el jardín es diferente, el tamaño que pueden alcanzar hace que sea necesario dar algún recorte. Un tamaño bien proporcionado dará un aspecto más agradable, además, la poda favorece la floración haciéndola más abundante.

La poda sanitaria

Existen numerosos tipos de poda, pero solo una puede hacerse durante todo el año: La poda sanitaria. Su objetivo es prevenir la propagación de enfermedades, en cuanto se observa una zona enferma se eliminan todas las hojas, ramas o flores afectadas, al igual que las posibles afectadas por la cercanía o el roce.

La poda de mantenimiento

Se trata de una intervención periódica, normalmente anual, que ayuda a conservar el arbusto en plena forma. Después de eliminar las ramas muertas, rotas o enfermas se cortan también las ramas mal posicionadas, aquellas que crecen hacia el interior o se cruzan, al igual que aquellas que crecen en mayor longitud respecto al resto.

Poda de arbustos

Las ramas del centro pueden aclararse un poco para permitir el paso de la luz y la circulación del aire. Algunos arbustos necesitan que se les haga esto en primavera, antes de que aparezcan las hojas, en cambio otros lo necesitan inmediatamente después de su floración. Una poda realizada en el momento equivocado podrá afectar a la producción de flores.


Escribe un comentario