Consejos y trucos para principiantes

Aspidistra

Cuando nos iniciamos en un mundo tan apasionante como lo es el de la jardinería, tenemos muchas dudas acerca de cuáles son las plantas que mejor se adaptan a nuestro clima, y a veces quisiéramos evitar que nos pusieran delante una planta preciosa pero que es de origen tropical, y que sabemos que quizás sólo pueda vivir en el interior del hogar.

Para aclarar un poco estas dudas, te ofrecemos una serie de consejos y trucos para que tus primeros pasos en el cuidado de las plantas sean los primeros… de muchos.

Cactus

Sobre plantas

Hay varios tipos de plantas: cactáceas, herbáceas, árboles, arbustos, palmeras… Así a grosso modo, lo ideal y más aconsejable es escoger siempre plantas autóctonas, es decir, que son endémicas de tu zona. Serán éstas las que tendrán un muy bajo mantenimiento, y las que tendrán un fácil cultivo.

Pero si no te acaban de convencer las plantas del lugar donde vives, no te preocupes. Puedes optar por otras que, aunque no vivan asilvestradas aquí, pueden igualmente adaptarse a las condiciones que les des. Por ejemplo, si te gustan las palmeras puedes optar por el Trachycarpus fortunei; si te gustan los árboles sin duda las acacias son una muy buena opción ya que se adaptan a gran variedad de climas; arbustos como el Buxus o la Photinia son excepcionales para crear estupendos setos; herbáceas como la Dimorphoteca o la Gazania darán color a tu jardín y/o a tu patio; por último si lo que te gustan son los cactus, puedes tener a una gran variedad de ellos ya su mantenimiento es bajo.

Cinta

Sobre el cuidado

Para unos cuidados adecuados, te recomendamos lo siguiente:

  • Evita que el agua permanezca encharcada (excepto si se trata de una planta acuática), ya que el exceso de humedad puede suponer un riesgo de pudrición de las raíces.
  • El agua de riego más adecuada es el agua de lluvia, pero si vives en una zona en donde el agua es blanda, puedes utilizarla sin problemas. Por el contrario si el agua es muy dura, con mucha cal, no debes darle esta agua a las plantas carnívoras ni a las plantas consideradas acidófilas (como arces japoneses, azaleas u hortensias), pues podrían tener defectos de hierro. Para mejorarla, puedes echar unas gotas de limón o vinagre, o utilizar un abono específico para este tipo de plantas cuya aplicación sea semanal.
  • Es muy aconsejable utilizar productos ecológicos, tanto para abonar como para tratar enfermedades y/o plagas. Así se protege la salud del jardín y del medio ambiente, mejorando además la calidad de la tierra.

Así pues, sólo queda un último consejo: disfruta. Es la mejor manera de aprender: disfrutando con lo que estás haciendo. Y no te desilusiones si la primera vez no sale como esperabas: la experiencia será la que te vaya guiando, a medida que vas entendiendo a las plantas.


Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario