Control de la Maleza de los Rosales

La maleza o mala hierba, aparece también cuando sembramos rosales en nuestro jardín. No sólo le dan esa apariencia descuidada y desagradable, sino que también le roban los nutrientes, agua y minerales que le sirven a nuestro rosal para desarrollarse y florecer adecuadamente.

Existen 2 tipos de malas hierbas: las hierbas anuales, que nacen de las semillas y las hierbas perennes, que además de nacer de las semillas pueden germinar de bulbillos y rizomas.

¿Cómo eliminar las malas hierbas? La maleza puede ser destruir o eliminar de diferentes formas:

  • Con la mano
  • Con desbrozadora de hilo: se debe tener mucho cuidado de no tocar los troncos del rosal, ya que podrían morir. A menudo se suele descuidarse un poco y tocar los troncos cuando se intenta eliminar la maleza que crece cerca de ellos, pero debemos ser muy cuidadosos para no ocasionar heridas. Estas heridas, generan cortes por los vasos donde circula la savia o el alimento de la planta y nuestra rosa puede terminar muriendo.
  • Con herbicidas: Aunque son bastante efectivos, debemos ser especialmente cuidadosos al utilizar estos productos químicos. Se debe evitar rociar las hojas y las flores ya que podríamos quemarlas y maltratarlas. Los herbicidas que se utilicen deben ser de acuerdo a las malas hierbas que crezcan en su jardín.

Los herbicidas que se utilizan para las malas hierbas anuales son el glifosato, quema la hierba y la elimina inmediatamente y los herbicidas residuales, se aplican directamente al suelo y mantienen el suelo limpio y libre de maleza.

De igual manera, el herbicida utilizado para las malas hierbas perennes, debe ser un herbicida total, que quemará la maleza que crece cerca al rosal.


Escribe un comentario