Control de las Malas hierbas II

Como lo veíamos anteriormente, las malas hierbas hacen que  nuestro jardín luzca descuidado y feo. Además son un refugio para las plagas y dan sensación de abono a nuestros árboles y plantas. Sin embargo, no todo es negativo, también pueden ser utilizadas para proteger el suelo de la erosión y reutilizadas para incorporarlas al suelo.

Existen tres métodos para eliminar las malas hierbas.

  • Manualmente: haciendo uso de la azada o de tu manos para arrancarlas,
  • Mecánicamente: utilizando una desbrozadora de hilo.
  • Químicamente: haciendo uso de herbicidas.

Como lo veíamos  en la entrada anterior, existen dos tipos de malas hierbas, las anuales y las perennes. Hoy hablaremos de las segundas y su forma de eliminación.

Este tipo de malas hierbas, pueden vivir por muchos años, tienen la capacidad de desaparecer y volver a aparecer repentinamente, y son mucho mas problemáticas y difíciles de eliminar que las hierbas anuales.

Por ejemplo, si tratamos de eliminarlas manualmente, quedarán algunas partes de sus raíces subterráneas y volverán a brotar. Si tratamos con la desbrozadora, también quedaran rastros de sus raíces subterráneas y volverán a brotar, sin embargo si nos aseguramos que cada vez que salen las eliminamos con la desbrozadora se irán debilitando y saldrán mucho menos.

Otro de los métodos para eliminarlas es utilizador herbicidas. Se puede decir que este es el método mas eficaz pero te recomiendo que no abuses de su uso ya que podrían contaminar el suelo y terminar dañando tu plantación en general.

De los herbicidas mas utilizados se encuentra el Herbicida Total, que debe ser aplicado a las hojas y por medio de la savia que hay en ellas se distribuirá alrededor de toda la planta incluyendo las raíces y el suelo. El problema de este herbicida es que como se aplica directamente a la planta, en general esta queda totalmente envenenada.


Escribe un comentario