El crecimiento de los árboles frutales

Limonero

Si te gustan los árboles frutales y quieres hacer crecer uno desde pequeño, tienes que calcular de antemano el tamaño que alcanzará el ejemplar en el futuro para escoger el mejor lugar para ubicarlo.

Los árboles frutales necesitan mucho espacio, aunque siempre es posible controlar su forma y tamaño a través de la poda, para evitar que las ramas lleguen a alcanzar las ventanas de tu vivienda o bloqueen zonas de tránsito.

Además de para que crezca en exceso, la poda es muy importante para el árbol, ya que lo sanea y lo renueva, dejando las bases muy bien asentadas para obtener una buena cosecha.

Para que lleguen a prosperar los ejemplares recién plantados, debes escoger un emplazamiento muy luminoso, ya sea para ubicar la maceta o para plantar el frutal sobre el sustrato del huerto o jardín.

En cualquier caso, el pequeño ejemplar tampoco debe recibir la luz directa al sol. Como te contamos debes colocarlo en un sitio con mucha luminosidad pero no exponerlo a la luz solar directa.

Un buen lugar para ubicar los arbolitos puede ser cerca de una pared, mejor si ésta se encuentra pintada de color blanco, de forma que la luz solar que refleje permita que los rayos solares se repartan por toda la superficie del ejemplar, no únicamente por la zona no cubierta por la pared, o que permanezca mayor tiempo en sombra.

¿Cómo escoger que tipo de árbol plantar? Hay que tener en cuenta el tipo de fruto que se quiere recoger y la estacionalidad de cada especie, puesto que hay algunas que son autofértiles y que crecen bien aunque no se tenga un cuidado excesivo.

Más información – Consejo de poda para árboles frutales

Foto – Solo jardín


Escribe un comentario