Cuándo se debe plantar una higuera

Higuera

¿Quién no ha degustado los higos alguna vez y se ha quedado encantado por su sabor? La higuera es un árbol muy adaptable, ideal para tener en jardines de bajo mantenimiento e, incluso, para convertirlo en bonsái utilizando un abono específico para poder ir reduciendo el tamaño de las hojas. Su crecimiento es razonablemente rápido, y su esperanza de vida, para aquellos que buscan plantas longevas, es de 200 años.

Hoy descubrirás cuándo se debe plantar una higuera, así como sus cuidados básicos.

Hojas de higuera

La higuera, cuyo nombre científico es Ficus carica, es originaria de Asia, pero se ha naturalizado por toda la región mediterránea. En el solar tenemos un ejemplar bastante mayor, tanto es así que ya estaba cuando compramos el terreno hace ya veinte años. Cada temporada nos regala sus deliciosos higos, a cambio de … nada. No la cuidamos: no lo necesita. Caen unos 350 litros de agua anuales concentrados principalmente en otoño, y con esto le basta para sobrevivir y fructificar.

Como ves, es un árbol muy resistente que te dará muchas alegrías. Pero ¿cuándo se debe de plantar? Bien. La higuera, aunque resista heladas ligeras, no deja de ser una planta de origen subtropical. Si vives en un clima suave la puedes plantar en cuanto pase el invierno; en caso contrario es recomendable que esperes a mediados de primavera. Para hacerlo, haz un hoyo profundo, introduce el árbol, tápalo y por último dale un riego generoso.

Ficus carica

Este increíble árbol durante su primer y segundo año de cultivo en tierra necesita riegos frecuentes a fin de desarrollar un sistema radicular que le permita anclarse bien en el suelo, y poder resistir la falta de agua. Pero es importante evitar que la tierra se quede encharcada mucho tiempo, ya que le podría perjudicar. Por ello, se debe de esperar a que la tierra se seque antes de volver a regarla.

Con estos consejos podrás tener una higuera espléndida.


Escribe un comentario