¡Cuidado con las plantas venenosas!

Ricino

Recuerdo cuando era niña y mi madre me obligaba a alejarme de ciertas plantas con la idea de que éstas eran venenosas. Nunca supe si era verdad o si alguien le había dicho que tal o cual fruto podía provocar una intoxicación.

Lo cierto es que más allá de los recuerdos la naturaleza es generosa pero también tiene sus vueltas. Y así es como si bien en su mayor parte las plantas no presentan problemas debemos tener cuidado con algunas de ellas. Hay ciertas plantas venenosas que tienen grandes consecuencias en la salud e incluso pueden provocar la muerte.

Listado de plantas

Entre las plantas más venosas del mundo se encuentra el Tejo, una planta cuyas hojas, ramas y madera contienen taxina, un alcalóide muy tóxico que provoca convulsiones, hipotensión y finalmente la muerte. Salvo la envoltura del atractivo fruto rojo, todo en el Tejo es muy peligroso e incluso ha sido usado como técnica abortiva.

Tejo

El Ricino también es un arbusto venenoso. Tiene tallo grueso y es de color púrpura por lo que engaña por su aspecto pero el jugo de semillas de ricino es feroz. Se dice que basta con impregnar un extremo de algo afilado para provocar heridas mortales.

Belladona es el nombre de otro arbusto venenoso que en el Antiguo Egipto era usado como narcótico. Genera alucinaciones y por eso en la Edad Media se lo asociaba a la brujería.

El Regaliz americano es una planta trepadora con la que también hay que tener cuidado pues puede provocar la muerte. Provoca vómitos, fiebre, convulsiones y trastornos gastrointestinales. Fue usada para provocar abortos y también para eliminar parásitos intestinales.

Adelfa

Por último, están la Cicuta y la Adelfa, esta última de hermosas y traicioneras flores rosadas. Si se ingiere la Cicuta se advierten trastornos digestivos, vértigo, descenso de la temperatura corporal y una parálisis ascendente, pudiendo llegar a la muerte. Ene l caso de la Adelfa, sucede algo similar aunque la ingesta puede provocar un paro cardíaco además de vómitos, convulsiones y vértigo.

Cuidados y precauciones

Para evitar sustos, investiga que plantas venenosas existen en la zona en la que vives y además busca aquéllas que son de interior y aquéllas que de exterior. Evita acercarte a ellas, tocarlas y manipularlas. Y cuida que los niños no estén cerca de estas plantas tan riesgosas para la salud.


Categorías

Jardinería

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario