Cuidados de la Camelia

Camellia japonica

La Camelia es un arbusto de hoja perenne cuyas flores poseen una elegancia singular. Son tan admiradas que, a pesar de no tener fragancia, es frecuente encontrarlas en los jardines alrededor del mundo.

Si andas en busca de una planta de porte bajo que te haga sonreír cada vez que pases por su lado, ya has encontrado tu candidata perfecta.

Camellia japonica 'Mikuni-no-homare'

C. japonica ‘Mikuni-no-homare’

El nombre científico de esta hermosa planta es Camellia japonica. Es originaria, no sólo de Japón como su apellido nos señala, sino también de China, Indonesia, y en general de toda la parte oriental del continente asiático.

Con una altura de unos 7-10 metros de altura, tiene un crecimiento más bien lento, permitiéndonos así tenerla en maceta por muchos años (o, incluso, toda su vida ya que resiste bien la poda). Además, es muy agradecida, ya que siempre que disponga del clima adecuado (es decir, con veranos e inviernos suaves) nos regalará sus flores durante un tiempo prolongado: desde primavera hasta otoño.

Camellia japonica 'Coquetti'

Camelia japonica ‘Coquetii’

Posee hojas coriáceas, lisas, de un color verde oscuro, perennes. Esta es una planta que podemos utilizar para darle más vida al jardín, pues siempre la podremos ver espléndida.

Como decíamos, es ideal para zonas templadas. El único inconveniente es que sólo se puede tener en tierra si ésta tiene un pH bajo (entre 4 y 6), ya que de lo contrario tendría deficiencias de hierro. Aunque se le puede aportar quelatos de hierro de tanto en cuando, lo más recomendable en estos casos es tenerla en maceta. El agua de riego tendrá que ser blanda o de lluvia, a fin de evitar que las hojas amarilleen.

Camelia japonica 'Pink Diddi'

Camelia japonica ‘Pink Diddi’

Se puede abonar a la Camelia durante toda la temporada de crecimiento para conseguir que la planta crezca correctamente y sin problemas. Utilizaremos para ello un abono especial para plantas acidófilas siguiendo las recomendaciones del fabricante, o bien cualquier abono orgánico (humus de lombriz, por ejemplo).

Que la disfrutes.


Escribe un comentario