Cuidados de las Bromelias

Bromelia

Las plantas tropicales son ideales para el interior del hogar ya que requieren altas temperaturas, que durante el invierno no tendrá en el exterior. La familia de las bromeliaceae es un conjunto de plantas tropicales que provienen de Sudamérica. En estos países, las bromeliaceaes están en el exterior, concretamente en las ramas de los árboles. Sin embargo, en los países occidentales, por las bajas temperaturas del invierno, las consideramos plantas de interior.

Dentro de esta familia de plantas, destacan la Guzmania, Vriesea y la Tillandsia, pues son las que se pueden encontrar en el mercado fácilmente. Todas ellas se deben cuidar, más o menos igual.

Estas plantas requieren ciertos cuidados para que se sientan igual que en su hábitat natural. Requieren un riego muy frecuente, prácticamente diario, incluso, se deben rociar con agua de vez en cuando. El agua, siempre debe ser destilada, siendo el agua de la lluvia el que mejor hidratará estas plantas. Por tanto, podemos recoger este agua cuando llueve o sacar la planta unos minutos para que se moje directamente.

Se debe tener cuidado con el riego, pues si se hace en la copa, puede causar hongos por el exceso de humedad. No se debe dejar el agua en las copas de las plantas por más de una semana. El exceso de agua puede pudrir la planta, por lo que hay que tener controlada la humedad de la planta, al más mínimo síntoma de que la planta está teniendo problemas, se debe reducir el riego.

El sol nunca les debe dar de forma directa, pues quema la planta. Sin embargo, adoran la luz, por lo que la semisombra es su ubicación más correcta. La temperatura ideal para las Bromelias es entorno a los 20 grados.

Su multiplicación más común es a través de los brotes que surgen en la planta madre.

Son plantas muy bonitas, cuyas flores son peculiares pero que alegran cualquier lugar donde estén situadas.

Más información – Decorar jardín con palmeras.

 


Escribe un comentario