Cuidados de los rosales

Rosa

Los rosales son una de las plantas más populares en los jardines, patios y terrazas, ya que poseen flores muy decorativas. Son unas plantas ideales para aquellos que no tienen mucha experiencia en el cuidado de plantas por su rusticidad. Hoy en día existen numerosos cultivares, algunos cuya flor desprende un agradable aroma, otros que no tienen olor pero tienen unas flores bellísimas,…

Si quieres saber cómo cuidar tu rosal y que éste te dure muchos años, no dejes de leer.

Rosa roja

Los rosales son arbustos que pueden alcanzar los dos metros de altura, pero en cultivo no suelen superar el metro. Uno de los cuidados de mantenimiento que hay que hacerles desde el inicio hasta el fin de la temporada de floración (desde primavera hasta otoño) es el de quitarle todas las flores que se vayan marchitando a fin de que les salgan más. Si ésto no se hiciera, florecería cada vez menos.

Es muy importante utilizar tijeras de podar limpias. Es por ello que después de su uso las limpiemos bien con agua y un poco de alcohol de farmacia para evitar traspasar posibles enfermedades entre plantas.

Rosal

En febrero en el hemisferio norte o en octubre/noviembre en el hemisferio sur, podremos proceder a rebajar en altura si vemos que ha crecido demasiado, o si queremos tener unas plantas más bajas y compactas. Un par de meses después, cuando las temperaturas empiecen a subir, empezaremos a aportarle abono orgánico de liberación lenta, o bien un abono específico para rosales.

Las enfermedades y plagas que más suelen afectarles son principalmente las cochinillas algodonosas y los pulgones. Ambas plagas aparecen especialmente en verano, cuando el clima es seco y caluroso. Se pueden tratar con insecticidas específicos, o naturales como el aceite del árbol de Neem. En el caso de los pulgones, si no se quieren usar productos químicos y el problema ha avanzado mucho, lo más recomendable es cortar las partes afectadas y utilizar un insecticida natural.

Por último no deberemos olvidar el riego. Como norma general se aconseja mantener siempre una cierta humedad en el sustrato. Si se trata de plantas de jardín las regaremos una o dos veces por semana dependiendo del clima; y si son plantas en maceta serán suficientes de dos a cuatro veces por semana según la temperatura y sequedad que haya en el lugar.


Categorías

Rosas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario