Cuidados del Ficus Benjamina

Una de las plantas que más se cultiva en los hogares y en los jardines de interior del mundo, es el Ficus Benjamina, sobretodo es sembrada en aquellos lugares que no tienen espacios exteriores, pero que hay espacio suficiente para tener plantas y arbustos que le den un toque muy especial a la decoración.  Una de las razones por las cuales se siembra esta planta en interior, es porque no toleran muy bien las temperaturas altas, y la poca humedad.

En algunos casos, he encontrado que muchas personas las tienen en su jardín exterior o en su terraza, y a pesar que pueden soportar estas características negativas como el calor y la poca humedad, lo mejor es cultivarlas en un entorno que le sea favorable para que así se pueda desarrollar y crecer de la mejor manera. Es por este motivo que el día de hoy te traemos algunos de los cuidados que debes tener en cuenta al cultivar un ficus benjamina.

Primero que todo es importante que al sembrar esta planta, te asegures de ponerla en un lugar con mucha luz, pero nunc aún un sitio donde le lleguen los rayos de sol de manera directa.  En cuanto a la temperatura, lo mejor es que se encuentre entre los 13 y los 24 grados centígrados, ya sea durante el verano o durante el invierno. Aunque esta planta puede soportar algunos grados más o algunos grados menos, lo mejor es que siempre estén en ese rango.

De igual manera, es importante que tengas en cuenta que no debes regar la planta más de dos veces por semana durante el verano, pero durante el invierno debes hacerlo cada 10 días más o menos. Recuerda tener mucho cuidado con el riego, ya que si llegaras a regar de más, la planta podría estropearse.


Escribe un comentario