Cuidados del jardín en verano

Jardín

Recientemente te dimos algunos consejos para cuidar tus plantas en maceta durante el verano, la época más cálida del año. Hoy te vamos a contar una serie de trucos para mantener a tu jardín sano durante estos meses. Ya que ningún clima es igual, incluso dentro de una misma zona puede haber microclimas, por eso es importante observar bien el jardín durante todo el año, para saber detectar posibles cambios o problemas que puedan surgir.

Asimismo, no todas las plantas necesitan los mismos cuidados: algunas necesitarán más o menos riego, o más o menos sol. Durante el verano las plagas siempre están al acecho, pues deben de conseguir suficiente alimento para poder sobrevivir al invierno. Por eso, si nos despistamos, a la mínima nuestras plantas pueden convertirse en víctimas de pulgones, cochinilla u otros insectos. Y como no hay mejor remedio que la prevención, no hay nada como unos correctos cuidados.

Jardín japonés

Para diferenciar y separar los diferentes jardines según climas, los hemos clasificado en dos: jardines húmedos propios de zonas con una pluviometría alta, y los jardines secos más propios de climas cálidos y con problemas de sequía importantes.

Cuidados del Jardín húmedo

Para mantener nuestro jardín húmedo sano, habrá que prestar mucha atención sobretodo al riego. Los hongos son uno de los peores protagonistas que pueda tener un jardín de estas características, pues les encanta la humedad y, enseguida que pueden se cuelan en nuestras plantas y les pueden hacer mucho daño.

Así, para evitar riesgos innecesarios, es muy recomendable tener plantas autóctonas o que puedan soportar las condiciones climáticas de nuestro jardín. Por prevención, no está de más echar un producto fungicida (a ser posible natural) en el riego antes y después de las lluvias.

Cuidados del Jardín seco

Los problemas más frecuentes de los jardines secos son sin duda la sequía y todo lo que conlleva, es decir: plagas. Insectos como pulgones, araña roja, o cochinilla harán lo que sea por alimentarse. Para evitar enfermedades y/o problemas oportunistas, no regaremos en exceso. Por lo general, deberemos tener en cuenta que:

  • Árboles y arbustos: deberemos regar una vez por semana, excepto los ejemplares jóvenes o que lleven poco tiempo plantados que deberán de ser dos.
  • Palmeras: aconsejable regar dos veces por semana. En verano será excepcionalmente importante hacerles un tratamiento contra el picudo rojo y la Paysandisia archon. Dos plagas que pueden afectarles seriamente.
  • Cactus y suculentas: riegos semanales.
  • Césped y plantas hortícolas: regar a diario.

Al igual que en los jardines húmedos, lo más recomendable es tener plantas autóctonas o que provengan de climas similares. Éstas son sin duda la mejor garantía de éxito, pues con ellas se puede ahorrar agua y dinero.

Jardín de cactus

Poda y abonado

Tanto si hablamos de jardines húmedos como secos, en verano las podas se deberán de reducir a retirar flores marchitas o ramas secas. En esta época las plantas están en pleno crecimiento, y no conviene podarlas.

Mención aparte merecen los abonos. Es en esta época en la cual el abonado es algo sumamente recomendable para todas las plantas de jardín. Lo utilizaremos siguiendo las recomendaciones del fabricante, sin excedernos de la dosis.

Y finalmente, sólo nos quedará lo más importante: disfrutar de nuestro jardín.


Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario