Cuidados del Tronco de Brasil o Dracena

Tronco de Brasil

Hay un género de plantas de interior que provienen de Asia y de África. Estas plantas son las Dracenas o troncos de Brasil. Son una especie de palmeras que pueden alcanzar los 130 centímetros de altura como máximo y 40 centímetros como mínimo. Es muy común encontrar en cualquier hogar este tipo de plantas, pues son muy fáciles de cuidar y ofrecen un toque de distinción.

El tronco de Brasil comprende más de 40 variedades. La mayor parte de estas plantas, están formadas por un tronco leñoso y una serie de hojas en la parte superior, pareciéndose así a las palmeras. El resto de plantas de este género desarrolla un tronco verde formado por las hojas.

Lo más característico de esta planta es sin duda la hoja. Las hojas son verdes, pero hay variedades como la Marginata cuyo borde es de color rojo, llegando incluso a ser tricolor, teniendo a mayores el color amarillo entre el rojo y el verde.

Otras como la Dracena Fragans tienen su follaje en color verde pero con distintos tonos de este color.

Su cuidado es muy sencillo, únicamente hay que regarlo una vez a la semana, si hace mucho calor, quizás dos veces a la semana. Requiere mucha luz para que sus hojas obtengan un brillo especial, pero hay que tener cuidado con el sol directo. Además, es conveniente pasarle un paño húmedo cada cierto tiempo sobre las hojas para mejorar su color y que podamos disfrutar de su intensidad.

Su multiplicación es a través de esquejes del tronco o de los tallos. Al ser plantas que llegan a medir bastante altura, es necesario el trasplante, que se realizará una vez se vean las raíces de la planta por debajo de la maceta.

Pueden alcanzar una vida de aproximadamente seis años, por lo que durante este tiempo podremos deleitarnos con esta planta y sus variados colores en las hojas.

Más información – 4 plantas de interior para principiantes.


Escribe un comentario