Cuidados para plantas de interior en primavera

Plantas interior primavera

Plantas interior primavera

En primavera la mayoría de las plantas de interior despiertan de su letargo invernal y comienzan a requerir mayores cuidados y recursos con los que alimentarse y crecer.

Si en una vivienda hay ejemplares que no se pueden sacar a un balcón o terraza para que se aireen, convendrá ventilar las estancias en la que se encuentran a diario, para compensar el aumento del calor.

No obstante, hay que tener en cuenta que no se deberán crear corrientes de aire, porque éstas son perjudiciales para las plantas y pueden provocar la caída o el amarilleo de sus hojas.

La primavera es el momento en que los cactus crecen más, por lo que requerirán algunos cuidados especiales.

En esta época también puede iniciarse la siembra de ejemplares propios de la huerta con valor ornamental por su floración espectacular, como los calabacines, calabazas o guisantes.

Puede hacerse lo propio con hierbas aromáticas, como el perejil o el orégano, y con ejemplares bulbáceos como begonias, gladiolos y dalias.

Convendrá podar las hojas marrones de los ejemplares con una cuchilla bien afilada, evitando provocar desgarros o heridas que puedan atraer a las plagas.

Si las plagas son detectadas, es necesario eliminarlas de inmediato si es preciso con un insecticida sistémico, para evitar que dañen la planta.

También es aconsejable pinchar la tierra con un lápiz o una barrita para airearla y abonarla tras haber regado.

Por último es importante alejar de las ventanas los ejemplares que no requieren exceso de luz para evitar que los rayos solares hagan que sus hojas se vuelvan de una única tonalidad, la verde.

Más información – Cuidados de los cactus
Foto – Cuida tu jardín


Escribe un comentario