Cuidando de un cocotero

Plantación de Cocos nucifera

Estoy enamorada de esta palmera. Sus elegantes hojas pinnadas, además de su delicioso fruto, hacen que cualquier amante de las palmeras desee tener un ejemplar de esta especie en su jardín. Sé de varias personas que intentan tener alguno en regiones no demasiado adecuadas para su supervivencia, pero que aún así están consiguiendo algún que otro resultado positivo.

Y es que pasarse meses cuidando de un cocotero en según qué zonas es muy complicado. ¿Los motivos? Los que te voy a contar a continuación.

Casa con cocoteros en las Maldivas

Este precioso lugar está situado en las islas Maldivas, donde el clima es tropical. Estos jardines son muy comunes en lugares donde las temperaturas son suaves: plumerias, begonias, flamboyanes… y por supuesto cocoteros. Estas palmeras, originarias de las zonas tropicales de Oriente, precisa, no sólo de que haga buen tiempo durante todo el año, sino también de una alta humedad ambiental. Para ello, si el clima es seco se debe de regar y pulverizar frecuentemente, pero siempre evitando tener el sustrato encharcado ya que de lo contrario podría haber riesgo de pudrición.

Sin embargo, cuando el invierno es frío con temperaturas inferiores a los 10 grados se debe de proteger a la planta en un invernadero con calefacción, o en el interior del hogar en una habitación muy luminosa.

Coco germinado

Si aún así quieres intentarlo, después de varios intentos te recomiendo que, mejor que comprar un cocotero -los cuales se cultivan en Holanda, con unas condiciones óptimas para su desarrollo, algo que puede perjudicarles mucho una vez que llegan a nuestros hogares-, te hagas con un coco del supermercado. Verás que tiene tres ”puntos”; bien, estos son los puntos germinativos. Si ves que no tiene hongos y que se encuentra en buen estado, es posible que germine.

Para sembrarlo lo ideal es esperar a que la temperatura sea superior a los 25º. Utilizaremos un sustrato muy poroso -como 70% perlita y 30% de turba-, lo pondremos a pleno sol y lo iremos regando a fin de mantenerle siempre cierto grado de humedad. En uno o dos meses germinará.

¡Mucha suerte!


Categorías

Palmeras

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario