Cómo cuidar el bonsái en otoño

Bonsái de Zelkova

El otoño es una estación en que la los árboles que viven en climas templados o fríos empiezan a detener su crecimiento. En estos meses, todo aquel que tenga un precioso árbol en miniatura o tenga un proyecto entre manos, tendrá mucho trabajo, ya que es cuando se tiene que dejar listo para que pueda soportar bien las bajas temperaturas invernales.

Así, si acabas de entrar en este mundo, a continuación te diré cómo cuidar el bonsái en otoño.

Riego

Bonsái de Arce

El riego de nuestro pequeño árbol se tiene que ir espaciando a medida que las temperaturas van bajando. El sol no es tan intenso como en verano y eso se notará mucho en el sustrato, el cual tardará más en secarse. Por este motivo, es muy importante, ahora más que nunca, comprobar la humedad antes de volver a regar, ya que de no hacerlo las raíces quedarían encharcadas y podrían pudrirse.

Para hacerlo, podemos utilizar un medidor de humedad, un palillo delgado de madera (como los que dan en los restaurantes japoneses) o, si lo tenemos plantado en akadama, escarbar un poco para ver si ésta sigue viéndose de color marrón oscuro, lo que significará que sigue húmeda.

Poda

Tijeras de poda

Tanto los árboles como los arbustos se pueden podar a comienzos de otoño, pero sólo si el invierno no es muy crudo, es decir, siempre y cuando no se produzcan heladas hasta, al menos, el final del otoño y éstas no sean muy intensas (de -6ºC o más). Para ello, tienes que quitar las ramas débiles, enfermas o que estén rotas, y aquellas que hayan crecido demasiado y estropeen el diseño de nuestro árbol.

Trasplante

Bonsái_trasplantado

El trasplante de bonsáis en otoño sólo se debe de realizar si se vive en un clima en el que las cuatro estaciones estén bien diferenciadas, y/o si el invierno no es muy frío. En este artículo te explicamos paso a paso cómo se trasplanta.

Protégelo del frío

Bonsái Cotoneaster

El bonsái puede pasarlo muy mal si no está acostumbrado al frío, por lo que para evitarlo es muy importante resguardarlo de las bajas temperaturas ya sea poniéndolo cerca de plantas altas para que lo protejan, en un invernadero o en el hogar dependiendo de la especie que se trate y del clima que haya en la zona.

Pero, eso sí, tan sólo se hará si es necesario, ya que los bonsáis no se suelen adaptar muy bien a las condiciones de interior. Si tienes dudas sobre la rusticidad del tuyo, no dudes en consultarnos.

Que lo disfrutes 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Bonsais

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Escribe un comentario