¡Cultiva tus propios melones y sandías!

Flor de sandía

Con la recién estrenada llegada del verano, llega también la temporada de las frutas veraniegas como el melón o la sandía. Dos alimentos que nos pueden saciar la sed debido a su gran cantidad de agua que poseen. No hay nada como cultivar tus propios alimentos, así que te vamos a proponer que cultives tus propios melones y sandías sin salir de tu hogar.

Ah, ¿que no tienes jardín? No te preocupes. Son plantas que pueden crecer sin problemas en maceta, siempre y cuando se tengan en cuenta algunas cosas que te contaremos a continuación.

Cucumis melo (Melón)

Planta de melón

El melón o melonera, cuyo nombre científico es Cucumis melo, es una planta herbácea rastrera anual originaria de prácticamente todo el planeta. Ya se cultivaba en el Antiguo Egipto (hace unos 5000 años) por su fruto, el melón, el cual es de sabor dulce.

Las semillas necesitan calor para germinar, por lo tanto la época ideal de siembra se sitúa en primavera, después de que haya pasado el riesgo de heladas. Podremos recoger los frutos unos 4-5 meses después de haberlas sembrado.

Citrullus lanatus (Sandía)

Sandía

La sandía, cuyo nombre científico es Citrullus lanatus, es originaria del continente africano. Es una planta herbácea rastrera anual, ampliamente cultivada por muchos lugares del mundo, especialmente en Asia.

Sus semillas se siembran en primavera. Y los planteles florecen hacia principios de verano. Podremos empezar a recoger los frutos en agosto-septiembre.

Consejos

Melón amarillo

Semilleros

Podremos usar como semilleros cualquier cosa que se nos ocurra: bandejas, vasitos de yogur, botes de helado (de plástico), etc. Lo rellenaremos con sustrato para semilleros y colocaremos un máximo de dos semillas en cada uno, a pleno sol, y con riegos frecuentes a fin de mantener la tierra siempre húmeda.

Trasplante

El trasplante se efectuará una vez que las plantas tengan de dos a tres pares de hojas verdaderas. Sólo entonces habrá llegado el momento de pasarlas a tierra o a macetas más grandes.

A tierra

Si plantamos nuestras plantas en tierra, será conveniente dejar una distancia de un mínimo de 40cm entre ellas, para que puedan crecer adecuadamente y dar, así, una mayor cantidad de frutos.

El riego deberá de ser prácticamente a diario, especialmente si vivimos en un clima seco.

En maceta

Para poder cultivar melones o sandías en macetas, será importante disponer de macetas grandes o muy grandes, o incluso hacerlas nosotros mismos reciclando un neumático.

Al ser plantas rastreras, tendremos dichas macetas en el suelo para que puedan hacer crecer sus tallos sin problemas. El riego también deberá de ser frecuente, pero evitando el encharcamiento.

Y ahora sí, sólo queda esperar a que los frutos maduren para poder saborearlos. ¡Que tengas una buena cosecha!


Categorías

Huerto

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario