Cultivar berro en el huerto

Berro

La lechuga es mucho más popular que el berro pero si te gustan los sabores poco tradicionales entonces puedes probar de cultivar berro, una hortaliza de hoja sobre la que vale la pena investigar. Su sabor es algo picante pero es esta personalidad la que lo vuelve atractivo, ideal para consumir en ensaladas o en sándwiches.

El berro es una alternativa para tener en el huerto y por eso hoy nos dedicaremos a él. Lo primero es saber algo de sus orígenes, conocer sus cualidades.

Quizá no sepas que los orígenes del berro se remontan a Europa y Asia Central y se trata de una planta semiacuática, por lo que necesita de un hábitat muy húmedo para sobrevivir y desarrollarse, allí está la clave del éxito. Pertenece a la familia de las Crucíferas y su nombre científico es Naturtium Officinales.

Hablamos de un cultivo que necesita de la humedad para vivir pero, ¿qué otras condiciones requiere? No es una planta de sol pues si bien tolera la luz natural crece mejor en zonas de sombra. Por otra parte, necesita de un suelo arcilloso y alcalino.

Se recomienda plantar las semillas o las plantitas de berro en macetas con una mezcla en partes iguales de tierra, abono orgánicos y arena de piedra caliza. Puedes plantarlos en hileras con una separación de 10 cm. entre una y otra. El riego es clave en este cultivo, hay que regar en forma abundante a diario o bien colocar una base con agua en la maceta para que ésta la absorba. Recuerda cambiar el agua a diario para así evitar la aparición de hongos, potenciales causantes de enfermedades que acostumbran a proliferar en ambientes húmedos.

Puedes cosechar el berro cuando lo necesites, cortando a mano las plantas antes de que las hojas se endurezcan. Recuerda siempre cortar las flores cuando aparezcan pues si no lo haces la planta toma un sabor poco agradable.

Más información – Aromáticas en octubre

Foto – L4C


Categorías

Huerto

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario