0

Cultivo de Bulbos

 Cultivo de Bulbos

Para cultivar correctamente las plantas bulbosas, además del riego y el abonado, debemos tener en cuenta otros factores para que la planta se desarrolle y florezca correcta y abundantemente.

  • Cavar el terreno: Es muy importante, que de ve en cuando, mas o menos dos veces al año, cavemos el terreno en donde se encuentran plantados nuestros bulbos. No solo para remover la tierra, sino también para eliminar la maleza o malas hierbas que pueden crecer alrededor de nuestros bulbos. Recuerda que al cavar el terreno debes tratar de no profundizar ya que podrían romperse las raíces de los bulbos o maltratarlos.
  • Eliminación de las malas hierbas o de la maleza: aunque con las cavas se pueden eliminar gran parte de las malas hierbas, muchas veces tendremos que utilizar otras técnicas para eliminarlas de manera completa. Puedes utilizar tus manos, una desbrozadota de hilo y hasta herbicidas para eliminarlas totalmente de tu plantación de bulbos.

2 Cultivo de Bulbos

  • Conservación de bulbos: una vez nuestra planta haya florecido, debemos dejar secar las hojas para que los bulbos acumulen los nutrientes necesarios para la próxima floración. Algunas tipos de bulbos pueden dejarse en la tierra por mucho tiempo y producirán flores cada temporada. Sin embargo no se deben acumular grandes cantidades de bulbos ya que seria perjudicial tanto para las plantas como para el suelo.
  • Forzado de bulbos: El forzado de bulbos se realiza para disfrutar de la floración de tulipanes, narcisos, y otras plantas bulbosas, antes de la llegada de la época primaveral. Para que tu bulbo florezca durante esa época debes mantenerlo almacenado en un lugar donde la temperatura oscile entre los 0 y 5 grados centígrados. Es recomendable almacenarlo en un refrigerador.

Escribe un comentario