Cultivo de Plantas Anuales

Como lo vimos anteriormente, las plantas anuales, también conocidas como plantas de temporada, son aquellas plantas que solo vivirán unos cuantos meses una vez al año, es decir, en el momento en que llega el frio o cuando ha cesado la floración, se secan y mueren.

Para cultivar este tipo de plantas de temporada debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Riego: Las plantas de temporada necesitan bastante agua, sus raíces son poco profundas y tienen poca capacidad de buscar agua. De igual manera, estas plantas son cultivadas por sus flores por lo que la floración consume demasiada agua y debemos mantener las plantas hidratadas. Les recomiendo que rieguen sus plantas anuales durante las primeras horas de la mañana o al caer el sol. Procura no regarlas durante el medio día, cuando el sol está en su máximo esplendor.
  • Abonado: Aunque es suficiente abonar la tierra en el momento de la plantación, puedes aplicar un poco más de fertilizante durante el cultivo. Es recomendable utilizar fertilizante natural como estiércol, humus de lombriz, guano, entre otros, ya que por ser naturales no ocasionarán ningún tipo de daño a la planta.

  • Despuntes y recortes: Si la planta de temporada no se ha desarrollado correctamente, muy probablemente requiera de un despunte. Deberás recortar ligeramente las puntas de los brotes para provocar que se desarrollen tallos laterales y la planta crezca compacta y ramificada y no con tallos largos y poco densos.
  • Plagas y enfermedades: Es necesario permanecer atentos a los posibles brotes de plagas o enfermedades como hongos, bacterias o virus. De igual manera debemos vigilar otros problemas comunes como los excesos de agua que pueden llegar a pudrid las raíces, la sombra excesiva que impedirá la floración, y las heladas primaverales que podrán poner en riesgo la vida de nuestra planta.

Escribe un comentario