0

Cultivo y cuidados del manzano

manzano Cultivo y cuidados del manzano

Siempre es bonito tener un manzano en el jardín, no sólo por sus frutos sino porque es un árbol generoso, con un follaje visoso e intenso. Pero para tener un manzano es necesario conocer como cuidarlo para que así de frutos.

Hay diferentes variedades de manzano y dependiendo de ella es que habrá que realizar un cuidado específico. Hay manzanos enredadios, tipo arbusto, enanos o grandes. Si bien presentan ciertas diferencias, ninguno de ellos tolera las bajas temperaturas aunque algunas variedades pueden crecer cuando el termómetro está en los 7 grados centígrados o algo menos.

En el caso de contar con poco espacio, lo mejor será elegir un manzano enano pues ocupa menos lugar, caso contrario puedes elegir la variedad trepadora, que requiere de una mayor superficie para crecer de la forma en que lo necesita.

Más allá de la variedad, es importante tener en cuenta que el manzano necesita de un suelo bien nutrido, algo húmedo, que no sea salitroso y con buen drenaje. Además, requiere de una buena exposición a la luz del sol de al menos entre 6 a 8 horas diaria. Procuro evitar que tu árbol esté expuesto a los vientos fríos y las heladas. En ese caso, habrá que cubrir al árbol para protegerlo.

En cuanto al riego, el manzano necesita bastante cantidad de agua y se recomienda regarlo cuando el árbol recibe sombra para evitar la rápida evaporación del agua cuando el árbol está expuesto al sol. Durante el invierno, no hay que regar de más para evitar que se congele el suelo.

Si bien al manzano le hacen bien los fertilizantes, evita aplicarlos cuando el árbol esté recién plantado para que no se quemen las raíces. Puedes agregar un fertilizante orgánico o compost cuando el árbol esté asentado.

Más información – La siembra de árboles frutales

Foto y fuente – Hogar total


Escribe un comentario