Diez plantas medicinales que no deben faltar en tu jardín

Caléndula

Recuerdo que hace tiempo, cuando era una niña, al coger un higo del árbol me empezaron a picar mucho las manos, ya que tenía micro heridas. A mi madre se le ocurrió coger un trozo de una hoja de Aloe vera y mirar si así se me aliviaba el picor. Y así fue.

Desde entonces creo que es muy importante el tener plantas medicinales al alcance de nuestra mano, ya que no sabes cuándo las puedes llegar a necesitar. A continuación te daremos a conocer diez de ellas.

Aloe vera

Aloe vera

El Aloe vera es una planta que crece bajo la sombra de un árbol, o en un lugar que no le dé el sol directo. Aunque tiene un sabor bastante desagradable, es comestible. Es muy útil para:

  • heridas
  • cortes
  • quemaduras
  • eczema
  • reducir la inflamación

Además, su jugo se utiliza para el tratamiento de:

  • colitis ulcerosa
  • estreñimiento crónico
  • falta de apetito
  • problemas digestivos

Althaea officinalis

Althaea officinalis

Es una planta muy bonita, cuyas flores salen de un tallo que puede medir unos 30 o 40cm de altura. La raíz se puede comer, o bien se puede usar externamente. Internamente se utiliza para tratar:

  • inflamaciones e irritaciones de las membranas mucosas, urinarias y respiratorias
  • contrarrestar el exceso de ácido en el estómago
  • ulceración péptica
  • gastritis

Y externamente:

  • moretones
  • esguinces
  • dolores musculares
  • picaduras de insectos
  • inflamaciones de la piel
  • astillas

Además, sus hojas son comestibles, pudiéndolas añadir a las ensaladas, hervidos o fritos. Pueden ayudar a aliviar la cistitis y las micciones frecuentes.

Arctium lappa

Arctium lappa

Es una planta que puede crecer a pleno sol. En medicina tradicional es famosa para conseguir la desintoxicación del organismo. La raíz se utiliza para tratar la ”sobredosis tóxica”, que puede dar lugar a importantes problemas, como por ejemplo:

  • erupciones
  • quemaduras
  • moretones
  • herpes
  • eczema
  • acné
  • tiña
  • picaduras

Y por si fuera poco, las hojas y las semillas se pueden triturar para hacer un cataplasma para aliviar contusiones, quemaduras, úlceras y llagas.

Caléndula

Caléndula

Es una planta muy rústica que crece en cualquier tipo de suelo, ya sea alcalino, ácido o neutro. Lo que sí que es importante es mantener siempre un cierto grado de humedad. Se utiliza principalmente para aliviar problemas de la piel, tales como:

  • picaduras
  • esguinces
  • heridas
  • dolor en los ojos
  • varices

Como infusión se trata para la fiebre, las infecciones crónicas, y para mejorar la circulación de la sangre.

Si trituras las flores y las hojas, puedes utilizarlas para los callos y verrugas.

Centella asiática

Centella asiática

Es una pequeña planta herbácea de hojas en forma acorazonadas. Se usa para acelerar la curación de:

  • úlceras
  • lesiones de la piel
  • fortalecer el cabello
  • mejorar la piel

De las hojas se ha dicho que tienen un efecto anti-envejecimiento. Si se trituran, se utilizan para tratar las heridas abiertas. Y por si fuera poco, también se utiliza para:

  • la lepra
  • mejorar la actividad cerebral y del sistema nervioso
  • aumentar la capacidad de atención y concentración
  • tratar la insuficiencia venosa

Manzanilla

Manzanilla

Es una pequeña planta cuyas flores son muy elegantes, muy vistosas y ornamentales. Se ha utilizado con fines medicinales desde tiempos inmemoriales. Entre sus magníficas propiedades se encuentran las siguientes:

  • para aliviar problemas digestivos
  • para dolores musculares, o dolores de muelas
  • en aromaterapia, se usa para calmar y tranquilizar

Alcachofa

Alcachofa

La alcachofa es una planta que crece a pleno sol, y con muy poca humedad en la tierra. Las hojas se utilizan para ayudar a:

  • mejorar la función del hígado y de la vesícula biliar
  • estimular la secreción de jugos digestivos
  • bajar los niveles de colesterol
  • hepatitis
  • ictericia
  • arterioesclerosis
  • primeras etapas de la diabetes de aparición tardía

Dioscorea opposita

Dioscorea_opposita

Las raíces de la Dioscorea opposita se pueden comer crudas, a diferencia de las patatas tradicionales. Es una planta que vive a pleno sol en lugares cálidos, en terrenos fértiles. Internamente se utiliza para:

  • cansancio
  • pérdida de peso
  • mala digestión
  • pérdida de apetito
  • asma
  • tos seca
  • diabetes
  • diarrea crónica
  • micción incontrolable
  • inestabilidad emocional

Y externamente para:

  • úlceras
  • abscesos

Las hojas, además, se utilizan para tratar las mordeduras de serpientes y picaduras de escorpiones.

Echinacea

Echinacea

Es una de las plantas medicinales más importantes del mundo, ya que tiene la capacidad de aumentar la resistencia del cuerpo frente a infecciones bacterianas y virales, mediante el fortalecimiento del sistema inmunológico. También tiene otros usos, como por ejemplo:

  • aliviar síntomas de la alergia
  • tratamiento de heridas, quemaduras, llagas
  • picaduras y mordeduras de serpiente

Ginseng siberiano

Ginseng

En último lugar, pero no por ello menos importante, tenemos al Ginseng siberiano. Una planta con una amplia gama de beneficios, entre los que se encuentran:

  • alivia los problemas de la menopausia
  • estrés físico y mental
  • anginas
  • falta de apetito
  • ayuda a la médula ósea a restablecerse tras la quimioterapia o la radiación
  • aumenta la memoria
  • tiene efectos antiinflamatorios
  • insomnio

¿Qué te han parecido estas plantas? ¿Tienes algunas de ellas en el jardín?


Un comentario

  1.   yasser dijo

    hola la informacion es muy buena pero me gustaria que anexaran la dosis de las plantas y la forma de usar sea, plasmas, fomentos,tes, uso externo etc. gracias

Escribe un comentario