Diseñar un bonsái paso a paso – Cómo se riega

Olmo

¡Hola a todos y a todas! ¿Qué tal estáis? Hoy domingo vamos a hablar sobre cómo se riega un bonsái o, en este caso, un futuro bonsái. Hay que hacerlo correctamente y con las herramientas adecuadas, ya que de lo contrario podríamos ocasionar problemas al sistema radicular del árbol o, incluso, podríamos llegar a descentrarlo de la bandeja.

Aprendamos pues, a regar nuestra futura obra de arte.

Elegir las horas de menos sol

Es muy importante regarlo cuando el sol sea menos intenso, esto es, o a primeras horas de la mañana o a últimas de la tarde. En este caso he optado por las últimas de la tarde, ya que amanece muy temprano, y cuando me quiero dar cuenta el mercurio del termómetro ya supera los 25 grados; con lo cual, si regase por la mañana sería una pérdida de tiempo, y sobretodo de agua, pues se evaporaría muy rápido. Por este motivo también las imágenes que vas a ver en este artículo son algo oscuras (aunque he de decir también que la cámara fotográfica es nueva y todavía me estoy ”haciendo” a ella).

Volviendo al tema. Si vives en una zona muy calurosa, o con veranos con temperaturas muy altas, es preferible que riegues por la tarde. En caso contrario, puedes elegir cuando te vaya mejor.

Akadama

Al tener un sustrato muy poroso, como es akadama y kyriuzuna, tienes que tener en cuenta, sin embargo, que quizás debas regar de dos a tres veces. En estas situaciones, en vez de regar ”por arriba”, te recomiendo que le pongas un plato debajo con agua, y que se lo retires dentro de 30 minutos.

Cómo se riega

Pulverizador

Como el bonsái o futuro bonsái tiene unas raíces finas, delicadas, se debe de regar o bien con un pulverizador, o bien con una regadera que tenga agujeros muy pequeños. Otra opción es hacerle algunos agujeros al tapón de una botella de plástico, y regar con dicha botella.

El agua ideal es por supuesto la de lluvia, pero si no tenemos cómo conseguirla, podremos regar con agua potable o con aquella que habremos dejado reposar durante una noche.

Regar

Pulverizamos todo el sustrato

Pulverizar tronco

…y finalmente las hojas.

Olmo chino

¡Ya está regado!

¿Tienes alguna duda? Ponte en contacto con nosotros.


Categorías

Bonsais

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario