Diseño de un jardín paso a paso (VII) – Abonar las plantas con productos químicos

Abono

¡Hola a todos/as! ¿Qué tal habéis empezado el verano? Es cierto, en muchas zonas las temperaturas son veraniegas… ¡en plena primavera! Si vives en algún lugar cálido, tu jardín empezará a reclamar tu atención más que nunca, especialmente si has plantado las plantas hace poco, o si estás todavía en ello.

Voy a hablarte de cómo abonar las plantas con productos químicos, es decir, qué es lo que se tiene que tener en cuenta, cuál es la dosis más recomendada… y muchas otras cosas más.

Plantando el madroño… ¡terminamos con la plantación de árboles!

Pero antes… teníamos una cosa pendiente: plantar el madroño. El árbol lleva en el patio dos semanas: lleva el tiempo suficiente para empezar a mostrar signos de crecimiento. Cuando se trata de plantas que has comprado por internet te aconsejo esperar de dos a cuatro semanas antes de proceder a ponerlo en su sitio definitivo. También hay que tener en cuenta que si estás en primavera por lo general no le va a pasar nada si lo haces el mismo día, pero si se espera un tiempo la planta puede recuperar del viaje y comenzar a adaptarse a su nuevo hogar.

Zona del cerezo

A la hora de plantar un árbol hay que asegurarse de que no va a molestar a los que ya estén en el jardín. Es por ello que en los diseños se suelen poner árboles en zig-zag. En la imagen puedes ver el cerezo ornamental y la Scheflera. Entre ambos hay una distancia de unos tres metros, por lo tanto el madroño debe de situarse en medio de ambos, pero en el otro lado, aquí:

Zona del madroño

Así, nuestro árbol podrá crecer sin molestar a sus vecinos.

Madroño

¡Ya está plantado! Ahora lo que tenemos que hacer -retomando el tema principal- es abonarlo. Para ello cogeremos la capa más superficial de tierra y la mezclaremos con la dosis que nos indique el envase del producto, que en este caso fueron el equivalente a dos cucharadas pequeñas. Tiene que quedarnos algo similar a lo que se puede ver en la imagen:

Abono y tierra mezclada

Y por último, regaremos.

Madroño plantado

Si tenemos que abonar plantas que ya están plantadas, podemos simplemente esparcir el abono por alrededor, mezclarlo con una azada, y a continuación echándole agua.

Últimos apuntes sobre abonos químicos

Las plantas necesitan sobretodo tres elementos químicos para vivir, crecer y poder reproducirse. Son los siguientes:

  • N – Nitrógeno
  • P – Fósforo
  • K – Potasio

Cada uno de ellos es vital para ellas, ya sin ellos no podrían sobrevivir. Cada uno de ellos se encarga de una tarea específica:

  • El nitrógeno les proporciona el color verde de las hojas, así como un correcto crecimiento y desarrollo.
  • El fósforo es esencial para el enraizamiento, pero además ayuda a engrosar los tallos y a dar una mayor cantidad de flores.
  • El potasio es el encargado de darle a la planta mayor resistencia a las enfermedades, así como a engrosar frutos.

Por lo tanto, durante toda la temporada de crecimiento (es decir, desde primavera hasta finales de verano o principio de otoño) se ha de abonar con un productos con un alto contenido en nitrógeno para tener una planta espectacular; mientras que para el último abonado del año usaremos uno rico en potasio para que gaste la energía en un mejor desarrollo del sistema radicular.

Si tienes dudas, ponte en contacto con nosotros. Para la próxima semana veremos cómo hacer pequeñas podas, aquellas que nos servirán para tener un jardín bien mantenido. ¡Hasta pronto!


Categorías

Jardines

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario