¿Dónde se puede tener la Clivia miniata?

Clivia miniata

La Clivia miniata es una planta bulbosa muy popular. Sus bellas flores rojas son muy ornamentales. Es, como vamos a ver, muy fácil de mantener, pero a veces nos surge la duda de dónde hay que ubicarla para que no sufra daños por las bajas (o altas) temperaturas.

Si tú tampoco sabes dónde poner tu planta, en este artículo encontrarás la respuesta.

Clivia en detalle

La Clivia miniata es una bulbosa perteneciente a la familia Amaryllidaceae originaria de África. Es una planta perenne, lo cual quiere decir que, una vez que brota del bulbo, mantiene las hojas todo el año. Sus láminas foliares, por cierto, son anchas, de unos 2-3cm de grosor, con una longitud de 15-20cm, de color verde oscuro. Sus flores, que brotan en primavera-verano, son de color rojo. El fruto es una baya globosa que contiene unas 10-15 semillas, las cuales se deben sembrar pronto en semillero pues pierden la viabilidad rápido.

Es una planta muy agradecida, que vive muchos años. El único inconveniente es que no soporta las heladas intensas, sólo hasta -5ºC siempre que sean de corta duración. Pero esto tiene fácil solución: se pueden aprovechar los meses más fríos para tenerla en interior, en una habitación muy luminosa y protegida de las corrientes de aire.

Clivia

Como la Clivia miniata es una planta que crece bastante rápido, te recomiendo que nada más comprarla la trasplantes a una maceta algo mayor (o a tierra, si vives en un clima cálido y puedes). De esta manera, crecerá sin problemas y seguro que de ella brotarán una interesante cantidad de flores.

Tanto si está en maceta como en el suelo, necesita un sustrato o tierra que tenga buen drenaje. En tiesto usaremos turba negra mezclada con un 20% de perlita, y si está en tierra te recomiendo que la mezcles también con un material poroso, especialmente si tiene mucha tendencia a compactarse.

Riégala muy poco, dejando secar el sustrato entre riegos, y tendrás una Clivia miniata sana durante mucho tiempo 😉 .


Categorías

Bulbos, Flores

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario