Dos de los cactus más altos del mundo

Flores del Saguaro

Entre los amantes de los cactus, encontramos personas a las que les apasionan los cactus muy altos. Esos cactus columnares propios de México y Arizona que habitan en terrenos muy secos, y tienen un crecimiento… no muy rápido. En viveros son realmente fáciles de encontrar a la venta, pero no siempre resulta fácil cuidarlos. Estamos hablando, por supuesto, del popular Carnegiea gigantea (más conocido como Saguaro) y del Pachycereus pringlei (más conocido como Cardón gigante).

Si quieres saber el cultivo y el mantenimiento de estas dos hermosas especies cactáceas, no te pierdas este articulo. Te lo contamos todo a continuación.

Carnegiea gigantea (Saguaro)

Saguaro

El Saguaro es originario de Arizona. Tiene un crecimiento muy lento, de hecho se calcula que necesita unos 30 años para llegar alcanzar el metro de altura. Es un cactus columnar con muy pocas ramificaciones. Precisa de luz directa, y sustratos que faciliten el drenaje.Resiste temperaturas bajas de hasta -4º.

En cultivo suele ocurrir que, al cabo de unos años, el cactus presenta una mancha negra en la parte superior, y la planta empieza a decaer cada vez más hasta que no logra sobrevivir. Este es un problema se evita regándolo una vez por semana en verano, y cada 15-20 días (dependiendo del clima que tengamos y de la pluviometría del mismo) el resto del año. Tampoco debe faltar el abono, que se deberá utilizar desde primavera hasta otoño.

Pachycereus pringlei (Cardón gigante)

Pachycereus pringlei

El Cardón gigante es originario de México, concretamente de Sonora, en donde se pueden encontrar ejemplares enormes como el de la foto superior, con una altura de 19 metros, y muchas ramificaciones. El grosor del tronco puede llegar al metro de diámetro. Para muchos, éste es el hermano gemelo del Saguaro, pero el Cardón ramifica más cerca del suelo y tiene un crecimiento mucho más rápido. Resiste hasta -2º.

Una peculiaridad que presentan ambas especies es que los ejemplares adultos no tienen espinas. De hecho, sólo las tienen de jóvenes para poder protegerse de posibles comensales. Al igual que el Saguaro, necesita sustrato drenante, y riegos y abonos periódicos.


Categorías

Cactus

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario