0

El acolchado

acolchado El acolchado

Hoy, 21 de diciembre, no se acaba el mundo, pero empieza oficialmente el invierno y es necesario proteger nuestras plantas frente al frío. Una de las técnicas que os recomendaba en este mismo blog, en el enlace anterior, es el acolchado.

Me habéis preguntado por él, así que voy a extenderme un poco más en explicar las características del mulching o acolchado.

Es una técnica que puede aplicarse en el huerto, en el jardín o en las macetas. Consiste en extender una capa de materia orgánica (o plásticos, pero ya sabéis que no soy amiga de los plásticos y menos junto a nuestras hortalizas en desarrollo) sobre la tierra, alrededor del tronco de la planta.

Esta materia orgánica puede ser: turba, mantillo de hojas, hojas de ortiga, compost descompuesto, paja, geotextil, pinocha, arpillera u otros elementos orgánicos que hagan la función de aislante del suelo. Se reparten por encima de la tierra, especialmente distribuidos sobre las raíces.

No es recomendable utilizar materiales derivados de la madera como serrín o cortezas pulverizadas o astilladas, salvo que tengan 2 años de antigüedad, porque su descomposición absorbe el nitrógeno del suelo quedando no disponible para las plantas, lo cual produce una depresión en el cultivo.

Los beneficios del acolchado orgánico son:

  • Protege las raíces frente al frío y las heladas.
  • Reduce la pérdida de agua.
  • Aporta nutrientes a medida que se descompone.
  • Mejora la estructura del suelo.
  • En los huertos, no es necesario labrar porque el suelo está cubierto.
  • Impide que crezcan malas hierbas.

Más información – Proteger las plantas frente al frío


Escribe un comentario