El Bonsái Olmo

Como ya lo hemos mencionado en diferentes ocasiones, existen muchas especies de bonsáis en el mundo, y una de ellas es el Bonsái Olmo, un árbol que no sólo es grande en tamaño sino que también tiene algunas variedades que no pertenecen a los bonsáis. Si estas pensando tener este tipo de bonsái en tu jardín, este será perfecto para conseguir bosques miniatura, ya que además que crecen muy rápido podrán ir adquiriendo diferentes tipos de formas en muy poco tiempo.  Ten en cuenta que una vez que el bonsái ya se haya formado, es el momento perfecto para que empieces a elegir el tiesto en el que lo pondrás definitivamente.

Pero el día de hoy, no vamos a hablarles de las características de este árbol miniatura, más grande que los bonsáis, ya que seguramente si ya lo tienen, ya deben conocerlas. El día de hoy vamos a darles una serie de consejos, en cuanto a cuidados del bonsái olmo se refiere. Así que presten mucha atención y manos a la obra.

Primero que todo debes tener en cuenta el sustrato, ya que necesita un sustrato especifico, la arcilla japonesa Akadama en un 85% y un 15% de arena de rio en granos pequeños. Es importante que tengas en cuenta que el suelo deberá ser nutrido con materia orgánica y ácido y muy esponjoso para que pueda retener la humedad. También es importante que prestes atención a la iluminación, en donde colocas tu bonsái y la luz que le va a llegar.Esta especie necesita estar a pleno sol cuando las hojas son pequeñas, pero si vives en una zona calurosa, lo mejor será que lo dejes afuera todo el año. Sin embargo en los meses más calientes puedes ponerlo a la sombra todo el día para que sus hojas no se vayan a maltratar.


Escribe un comentario