El Clima en los Invernaderos

Como ya lo hemos mencionado en otras entradas, una de las ventajas de tener cultivos de hortalizas y frutas dentro de un invernadero es la manipulación que podemos tener con el clima. Podemos recrear espacios húmedos, tropicales y secos dentro de un solo lugar.

De este modo, podemos tener diferentes climas dentro de un invernadero:

  • Invernaderos fríos: este tipo de invernaderos son los mas baratos de mantener, ya que consiste en una estructura que se limita solo a recibir el calor. Si por ejemplo vives en un lugar con bajas temperaturas, la temperatura del invernadero será apenas de 5 grados centígrados por encima de la temperatura del exterior.  Generalmente los invernaderos fríos, se utilizan para la siembra o almacenamiento de semilleros y también par el cultivo de plantas durante el verano y el otoño.
  • Invernaderos frescos: este tipo de invernaderos tiene una temperatura de mas o menos 5 y 7 grados centígrados y son utilizados principalmente para proteger las plantas de las heladas y de las bajas temperaturas, cultivar plantas de estación templada durante la época de invierno, y para cultivar plantas de clima fresco durante el otoño y el invierno.

  • Invernaderos templados: Estos invernaderos pueden llegar a mantener un temperatura mínima de hasta 13 grados centígrados, aumentando un poco la temperatura durante el día y disminuyendo un poco la misma durante l noche. Generalmente se utilizan este tipo de invernaderos para el cultivo de hortalizas y plantas anuales.
  • Invernaderos cálidos: Los invernaderos cálidos son los mas caros que existen ya que requieren de un mantenimiento constante. La temperatura mínima que alcanzan es de los 18 grados centígrados. Estos invernaderos cálidos pueden resultar dañinos para muchas hortalizas por lo que usualmente se destinan para el cultivo de plantas tropicales y subtropicales.

Escribe un comentario