El excepcional Jazmín chileno

Mandevilla

Nuestro protagonista de hoy es un arbusto trepador de flores muy hermosas, el cual se conoce popularmente con los nombres de jazmín chileno o dipladenia. Es originaria de Sudamérica, concretamente de Brasil y Argentina, y es una de las pocas trepadoras que crece sin problemas en maceta, ya que su altura no supera los tres metros.

También es la candidata ideal para cubrir las rejillas que tengamos alrededor de la finca, o en el balcón.

Mandevilla boliviensis

Pertenece al género de las Mandevilla, y tiene hojas de un color verde brillante, perennes (es decir, que no se caen en otoño). Sus flores, las cuales desprenden un aroma muy agradable, brotan hacia finales de primavera o principios de verano. Éstas tienen forma de trompeta, y pueden ser color blanco, rosa o rojo.

El Jazmín chileno puede vivir en el exterior en climas cálidos libres de heladas, pero también puede estar en interior en una habitación en la que haya mucha luz natural, y esté protegida del sol directo, ya que en caso contrario sus hojas podrían quemarse. Es sensible al frío y sobretodo al exceso de agua. Para que crezca sana, hay que proporcionarle un sustrato a base de arena de río y turba, riegos frecuentes y abonarla cada quince días durante la época de floración.

Mandevilla sanderi

Para conseguir una planta más tupida y compacta, no dudes en quitarle las hojas más nuevas. Así la obligarás a sacar tallos nuevos más bajos, obteniendo un Jazmín chileno mucho más vistoso y espectacular, como el que puedes ver en la foto superior, lleno de flores abiertas y por abrir.

Sus principales enemigos son la cochinilla y la araña roja. Ambas plagas se deben de combatir con insecticidas específicos, o prevenirlas pulverizando a la planta con aceite de Neem dos veces al mes.

¡Que disfrutes de tu jazmín chileno!


Categorías

Trepadoras

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario