El mildiu en los cultivos del macetohuerto

Mildiu de la lechuga

Mildiu en lechuga (Bremia lactucae)

El mildiu es una enfermedad producida por un tipo de hongo al que también se le llama mildiu, aunque son varias las especies de hongos que lo producen, según la planta sobre la que actúen. Ataca con mayor virulencia en verano, pero puede aparecer también en nuestros cultivos otoñales, favorecido siempre por la humedad, la escasa ventilación y las temperaturas suaves. Periodos lluviosos seguidos por temperaturas superiores a los 15ºC ofrecen las condiciones idóneas para la propagación de la plaga.

Coles, coliflores, espinacas, lechugas, cebollas, habas, patatas y tomates son las especies más propensas al ataque del mildiu en nuestro macetohuerto o huerto urbano. Conoce sus síntomas, su prevención y sus tratamientos ecológicos.

Síntomas

En coles y coliflores: Se trata de un tipo de mildiu producido por el hongo Peronospora parasitica. Se centra sobre todo en las plántulas, sobre las que produce una especie de borra algodonosa situada en el envés de las hojas que termina por blanquearlas.

En las lechugas: Lo produce el hongo Bremia lactucae. Al igual que en las coles, ataca a las plántulas, pero también a las plantas maduras de lechugas, sobre las que produce esa misma borra algodonosa en el envés de las hojas, especialmente las exteriores, que acaba blanqueándolas.

En las cebollas: Las cebollas pueden estar afectadas por el hongo Peronospora destructor. Este tipo de organismo se manifiesta con una capa de color rojizo sobre la planta. Las plantas oscurecen y se marchitan y los bulbos se vuelven fofos.

En las espinacas: Está producido por el hongo Peronospora effusa. Se manifiesta en forma de una capa algodonosa situada en el envés de las hojas con manchas de color amarillento en el haz. A medida que la enfermedad se desarrolla, las manchas se vuelven más marrones, el crecimiento de las hojas se detiene y se arrugan hacia adentro.

En habas y guisantes: El hongo Peronospora viciae  produce la deformación y la falta de crecimiento de las plántulas. En el envés de las hojas aparecen manchas formadas por una especie de borra de color blanco o azulado y en el haz, manchas marrones o amarillentas.

En tomates y de patatas: Los tomates, las patatas y otras solanáceas pueden estar infectados por el hongo Phytophora infestans, también conocido como el “tizón de la patata”. Este hongo produce acumulaciones de polvo blanco debajo de las hojas y manchas de color marrón oscuro por la parte de arriba. Poco a poco, las plantas pierden vigor hasta que mueren.

En el caso de las patatas, también afecta a los tubérculos, cuya piel se vuelve marronosa o gris en la zona infectada y rojiza por la parte interior. A medida que avanza la infección, las manchas aumentan hasta que producen la podredumbre de todo el tubérculo.

Prevención

Para prevenir la aparición del mildiu, hay que evitar el exceso de humedad y la escasa ventilación. Evitaremos, por tanto, plantar los ejemplares demasiado juntos y favoreceremos el drenaje del terreno.

Tratamiento

Ante cualquier evidencia de ataque del mildiu, hay que eliminar cuanto antes las hojas o partes afectadas de la planta.

Posteriormente, se pulveriza con un fungicida. Existen fungicidas ecológicos, como la infusión de cola de caballo o un tratamiento a base de ortigas (maceración de 2 kg de ortigas frescas y un puñado de ortigas secas en 10 l de agua que removeremos diriamente durante 10 días, al final de los cuales filtraremos y mezclaremos con otros 20 l de agua. Con este líquido pulverizaremos las plantas cada 15 días, sin olvidar el envés de las hojas).

Otra de las soluciones ecológicas es plantar albahaca cerca de las plantas afectadas. la albahaca atraerá sobre ella a los hongos que producen el mildiu.

Fuente: botanical-online

Más información – Los hongos más comunes en el huerto urbano, Fabricar un fungicida ecológico en casa


Escribe un comentario