El trasplante de geranios

Geranios

Los geranios son plantas que habitan muchos balcones y terrazas pues son muy vistosas y fáciles de cuidar. Basta con tener algunas macetas con un poco de tierra y echarles algo de agua para que den vida a los espacios aéreos con sus mágicos colores.

Es común que las señoras de la casa acostumbren a multiplicar sus geranios trasplantándolos de maceta en maceta para así tener más color y es por eso que hoy nos dedicaremos a estudiar cómo realizar el trasplante de geranios.

Paso a paso

Lo primero que hay que hacer al trasplantar geranios es elegir un tallo de geranio sin flor que mida al menos unos diez centrímetros. Ten cuidado al quitarlo para no dañar la planta madre. ¿Cómo hacerlo? Bien, sujeta la parte inferior del tallo y con la otramano inclina la cabeza para que se rompa justo por debajo de la hoja. Luego moja la parte inferior del tallo en la hormona enraizante.

Luego elige una maceta pequeña y coloca en ella tierra para semillas y trasplantes para así ayudar al enraizamiento del tallo. Haz un agujero en la tierra y deposita el tallo cubriendo la parte interior con tierra y regando en abundancia.

Lo siguiente es recubrir la maceta con un plástico y dejarla reposar durante varios días a la sombra para evitar la evaporación.

Geranios

Dejar reposar

Una vez plantado el brote, hay que dejar reposar siempre controlando que la tierra de la planta no se seque demasiado. En ese caso, hay que regar.

Unas dos semanas más tarde de realizado el trasplante, es probable que el brote haya echado sus raíces. Entonces, sólo hay que mantenerlo a la sombra y no regar en exceso para así esperar a que llegue la temporada ideal para plantar geranios, que ocurre en el mes de mayo.

Geranios


Categorías

Flores

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario