Cómo elegir árboles de crecimiento rápido

Acacia saligna

Acacia saligna

Cuando te acabas de mudar a una casa con terreno y se da el caso de que te encantan las plantas, lo primero que se te pasa por la cabeza es diseñar un jardín, darle color y vida a ese lugar donde ahora sólo hay un montón de hierbas silvestres. Y qué mejor manera que empezar que plantando árboles que crezcan rápido.

Gracias a estas plantas tendrás un precioso jardín en menos de lo que podrías pensar. Así pues, veamos cómo elegir árboles de crecimiento rápido.

¿Por qué plantar árboles de crecimiento rápido?

Ficus benjamina

Ficus benjamina

Hay varios motivos por los cuales aconsejamos plantar árboles que crezcan rápido y no lento, especialmente cuando queremos revivir un terreno abandonado y nos urge tener un rincón verde en el cual poder disfrutar de estar al aire libre, y son:

  • Hay especies que pueden crecer alrededor de 1 metro por año, de modo que se puede conseguir una barrera vegetal que nos proteja del viento y de las indeseadas miradas en muy poco tiempo. Ejemplos: Acacia, Betula, Catalpa bignonioides, Chorisia speciosa, Lagunaria patersonii o Pawlonia tomentosa.
  • No requieren de ningún mantenimiento especial. Sí que es cierto que hay algunos que quieren más agua que otras, como la Pawlonia, pero son plantas por lo general muy resistentes que no suelen tener plagas ni enfermedades.
  • Son más económicos que los de crecimiento lento. Cuesta menos producirlos y mantenerlos, y al crecer rápido podemos tener un árbol de 2m por 20 euros, mientras que si nos decantáramos por uno de crecimiento lento tendríamos que gastarnos 10 o 20 euros más.

¿Cómo elegirlos?

Chorisia speciosa

Chorisia speciosa

Si nos decidimos por comprar árboles de crecimiento rápido, lo primero que tenemos que hacer es ir a un vivero cercano para saber qué especies tienen disponibles. Es importante que esté cerca de donde vivimos puesto que así nos aseguraremos de que las plantas que compremos podrán crecer sin problemas en nuestra zona.

Una vez allí, es aconsejable preguntar a los encargados cuáles son de rápido crecimiento, y cuánto espacio necesitarán para poder desarrollarse correctamente. Asimismo, no podemos olvidarnos de preguntar sobre las raíces, ya que muchas especies de árboles que crecen rápido tienen un sistema radicular invasivo, como los Pinus, los Ficus o los Morus.

Cuando finalmente hayamos decidido cuál llevarnos a casa, tendremos que preparar el terreno quitando la hierba y las piedras, y aportando una capa de 3-4cm de grosor de abono orgánico en polvo. Podemos usar para ello estiércol de animales herbívoros, o humus de lombriz.

Al terminar, sólo quedará plantar nuestros árboles y disfrutar de su belleza 🙂 .


Escribe un comentario