Flores de Bach: medicina natural para todos

Flores de Bach

Las esencias florales enriquecen el medio por el cual una persona recupera su salud y bienestar. Esta técnica tiene sus orígenes en China, hace miles de años, pero en Europa no llegó hasta el siglo pasado, de la mano del doctor Bach, con las Flores de Bach.

El humano es un ser espiritual y un ser físico. Cuando ambos están unidos y equilibrados, se siente bien, sanos, y en armonía. En cambio, cuando están desequilibrados, pierde salud y bienestar.

Cuando nos sentimos mal, se siente mal cuerpo y mente. Gracias a los principios activos de las esencias florales, se recupera el bienestar físico y mental.

Las Flores de Bach están formadas por 38 esencias de flores, 34 son de flores silvestres, 3 están cultivadas por el humano y una es una combinación de otras cinco esencias, la cual se conoce como Rescue Remedy la cual se usa en situaciones de emergencia.

El doctor Bach preparó diferentes esencias florales según el problema a solucionar. Las flores tienen propiedades que ayudan a solucionar o aliviar el sufrimiento.

Estos preparados deben ser prescritos por un profesional. Es importante cada persona tome la esencia que realmente necesita. Ahí radica el éxito de esta técnica.

A continuación, se citan algunas de las esencias más usadas:

  • Cerato: para personas desconfiadas e inseguras, que necesitan la aprobación de los demás.
  • Clematide: para los soñadores, para los que no prestan atención.
  • Gentiana: para las personas pesimistas, escépticas o deprimidas.
  • Impatiens: para los impacientes e irritables.
  • Mimulus: para superar miedos conocidos, la timidez y el temor ante las responsabilidades.

A día de hoy se siguen buscando nuevas esencias florales. Aunque, como en todo, hay quien le resultará beneficioso y hay quien no le prestará la más mínima atención.

Imagen – Aromaterapia

Más información – Plantas que florecen en otoño

Fuente – Infojardín


Escribe un comentario