Grandes jardines del mundo | Tercera parte

Jardín Botánico de Curitiba

Los grandes jardines del mundo se encuentran en puntos disímiles del mapa y hoy nos aventuramos a continuar nuestro recorrido para pisar suelo latinoamericano.

El Jardín Botánico de Curitiba

Curitiba es una ciudad moderna situada al sur de Brasil que esconde un maravilloso espacio público digno de una visita. Se trata del Jardín Botánico Fanchette Rischbieter, más conocido como el Jardín de Curitiba, uno de los grandes puntos de interés de la ciudad.

Este jardín es bastante nuevo pues fue inaugurado en 1991 y ocupa una superficie de 240.000 metros cuadrados. Sigue la estela de los jardines franceses y presenta un diseño muy señorial, con grandes fuentes, cascadas y lagos además de un invernadero de 458 metros cuadrados y estilo Art Novau. En esta estructura metálica que guarda algunas reminiscencias con el Crystal Palace (Londres) descansan muchas especies de plantas tropicales únicas.

Este jardín además es bastante particular pues forma parte del campus de la Universidad Federal de Paraná, estado del que Curitiba es su capital. Por otra parte, en este jardín botánico también se encuentra el Museo Botánico que permite conocer más sobre la flora nativa a través de una completa colección con especies típicas de los bosques del Atlántico del este de Brasil.

El Jardín Ryoan-ji

Jardín Ryoan Ji

Y la brújula ahora nos lleva a Oriente, nuevamente a la ciudad de Kioto donde ya hemos estado en otra oportunidad para descubrir sus hermosos jardines. Kioto es famosa por sus parques públicos, tan cuidados y con un diseño sin precedentes. Uno de los jardines que invitan a disfrutar de la naturaleza es aquél que se encuentra en el templo Ryoan-ji pues expresa lo mejor del diseño zen. Es el típico jardín oriental y uno de los grandes ejemplos de “paisaje seco” pues, a diferencia de otros jardines de la ciudad, aquí predominan las rocas y los muros de baja altura que conforman un paisaje de estilo minimalista. En el jardín rodea al templo se destaca una zona de grava blanca que es quizá su sello más distintivo.

Jardín Ryoan Ji


Escribe un comentario