Guía completa de sustratos: cómo elegir el más adecuado para tu planta

Flor

Un tema interesante y complejo a la vez es sin duda el de los sustratos. Dependiendo de las necesidades de cultivo de cada planta, así como de las condiciones climáticas que haya en cada lugar, precisará un sustento u otro. Éste tendrá que ayudar a sus raíces para que puedan desarrollarse correctamente, y como consecuencia, también hará que el crecimiento de la planta sea óptimo.

Hoy en día el jardinero dispone de muchos tipos de materiales de cultivo, y por este motivo, es muy frecuente que al jardinero neófito, incluso a aquellos que ya llevan años en este fascinante mundo de la jardinería, le surjan dudas sobre cuál debe de proporcionarle a sus plantas. Para todos ellos, va esta guía de sustratos que esperamos os sea útil.

¿Qué es el sustrato?

Turba negra

Turba negra

Antes de entrar de lleno en el tema que nos ocupa, es necesario saber a qué nos referimos cuando hablamos de sustrato. Bien, el sustrato no es más que un material sólido, de origen orgánico, mineral, o residual, que sirve de anclaje a la planta. Puede utilizarse de forma pura, es decir, utilizando sólo un tipo de sustrato, o bien mezclar varios.

También es importante destacar que este material, o conjunto de materiales, pueden o no intervenir en el proceso de nutrición de los seres vegetales.

Propiedades

Greda volcánica

Greda volcánica

Un buen sustrato será aquel que, como decíamos, ayudará a la planta a crecer vigorosa y sin ningún tipo de problema. Pero, ¿qué propiedades debe de tener para cumplir esa función?

Lo cierto es que dependerá mucho de las condiciones de cultivo, pero por lo general tendremos que elegir uno que sea:

  • Poroso: aquel que sea poroso, será aquel que no esté demasiado ocupado por partículas sólidas. Las plantas son muy sensibles al exceso de riego, excepto las acuáticas claro, y es por ello que precisan de un sustrato que no tenga tendencia a compactarse, ya que de lo contrario sus raíces de ahogarían.
  • Fértil: cuando hablamos de que un sustrato es fértil nos referimos a que tiene nutrientes que pueden ser absorbidos por las raíces. Teniendo esto en cuenta, para todas las plantas, excepto para las carnívoras, les irá estupendamente en una tierra fértil.
  • Natural: puede sonar un poco extraño, pues todos los sustratos se extraen del planeta, pero un sustrato natural es aquel al que no se le ha añadido nada artificial. Si bien los abonos químicos nos serán muy útiles para fertilizar nuestro jardín, en la naturaleza las plantas tienen todo aquello que necesitan, y es por este motivo por el cual es recomendable el uso de productos naturales y ecológicos, incluyendo sustratos. De esta manera, nos aseguraremos de que no le faltará de nada a la planta.

¿Qué tipos de sustratos nos podemos encontrar?

En viveros y tiendas de jardinería nos encontramos con varios tipos de sustratos: mezclados, sin mezclar… ¿De dónde vienen y cuáles son sus características principales?

Akadama

Akadama

Akadama

La akadama es el sustrato por excelencia de los bonsáis, importada de Japón. De origen volcánico, esta arcilla granular es capaz de conservar la humedad ideal para las plantas, algo que facilita que las raíces estén siempre bien aireadas y puedan desarrollarse correctamente. Como tiene un pH neutro, se puede utilizar en forma pura o mezclada con otros sustratos.

Kanuma

Kanuma

Kanuma

La kanuma es un sustrato importado de Japón muy utilizado para el cultivo de plantas acidófilas, como azaleas u hortensias. Proviene de los restos volcánicos erosionados de la región de Kanuma. Su pH es bajo, entre 4’5 y 5, y tiene un color amarillo realmente muy bonito.

Kiryuzuna

Kiryuzuna

Kiryuzuna

La kiryuzuna es de origen mineral, y se compone de grava volcánica descompuesta. Tiene un pH entre 6’5 y 6’8, y un alto contenido en hierro. Además, presenta la extraordinaria cualidad de que no se descompone.

Mantillo

Mantillo

Mantillo

El mantillo es un sustrato natural que podemos encontrar en nuestros jardines. Sí, sí, en efecto: se puede hacer en casa, ya que se compone de restos vegetales descompuestos. Dependiendo del estado de composición, así como de las condiciones climáticas, tendrá un color más marrón o más negro. Mantiene bastante tiempo la humedad, además las plantas encontrarán en él todos los nutrientes que necesitan para crecer.

Perlita

Perlita

Perlita

La perlita es un material muy aconsejable por su porosidad. Aunque nos resulte un tanto curioso, es un vidrio volcánico que tiene un alto contenido de agua. Se denomina así pues, si se observa por el microscopio, se pueden ver como perlas en su interior.

Turba

Turba rubia

Turba rubia

La turba es el sustrato más utilizado para las plantas. Se forma a medida que los restos vegetales de los lugares pantanosos se van descomponiendo. Hay de dos tipos: la turba negra y la turba rubia.

  • Turba negra: se forma a bajas altitudes. Tienen un color marrón oscuro debido a que los restos están en avanzado estado de descomposición. Tienen un pH entre 7’5 y 8.
  • Turba rubia: se forma a altas altitudes. Tienen un color marrón claro, y un pH entre 3 y 4.

Ambas tienen gran capacidad de retención del agua, pero en climas muy secos y calurosos pueden llegar a compactarse en exceso.

Vermiculita

Vermiculita

Vermiculita

La vermiculita es una sustancia mineral que, cuando se calienta, se deshidrata y aumenta de volumen. Tiene una alta capacidad de absorción.

¿Qué sustrato les pongo a mis plantas?

Como cada tipo de planta requiere un sustrato u otro, veamos cuáles son los más aconsejables dependiendo del ser vegetal que queramos cultivar:

Árboles y arbustos

Flamboyán

Delonix regia de 1 mes de edad

Los árboles y arbustos son plantas que, dependiendo de su origen, crecerán mejor en unos sustratos o en otros. Así, tenemos:

  • Árboles y arbustos acidófilos: para ellos no hay nada mejor que usar 70% akadama y 30% de turba rubia. Otras opciones son, por ejemplo, 50% turba rubia, 30% perlita y 20% mantillo.
  • Árboles y arbustos mediterráneos: este tipo de plantas están preparados para resistir la sequía, por lo que usaremos sustratos que tengan un pH alto (entre 6 y 7), como por ejemplo turba negra al 70% mezclada con perlita al 30%.
  • Árboles y arbustos que viven en zonas donde la pluviometría es alta: este tipo de plantas requieren de una humedad alta, por lo que el sustrato que les pongamos debe de ser capaz de retener el agua. Así, usaremos turba negra (60%), la cual mezclaremos con vermiculita (30%) y un poco de perlita.

Bonsáis

Bonsái

Bonsái de Eurya

Los bonsáis son árboles (o arbustos) que se mantienen en bandejas con muy poco sustrato. Cuando nos embarcamos en la tarea de trabajar un árbol para convertirlo en una obra de arte, lo que más nos interesa es que su tronco se ensanche. Para ello, será esencial escoger un sustrato que permita que las raíces estén correctamente aireadas, pero que además pueda hacer que la planta vaya adquiriendo forma.

Así, el más recomendado será la akadama mezclada con kiryuzuna (al 70% y al 30% respectivamente), o bien mezclada con kanuma si se trata de una especie acidófila.

Cactus y plantas crasas

Rebutia fiebrigii

Rebutia fiebrigii

Los cactus y las plantas crasas viven en terrenos arenosos, por lo que el sustrato más adecuado para ellos será aquel que facilite que el drenaje del agua sea rápido y total, ya que además suelen tener problemas con el exceso de humedad.

Teniendo esto en cuenta, se recomienda mezclar 50% de vermiculita con 40% de turba negra y 10% de perlita. Esta mezcla también nos servirá para los semilleros.

Plantas acidófilas

Camelia

Camelia

Las plantas acidófilas, como arces japoneses, camelias, hortensias, y otras, requieren de un sustrato muy poroso, pero que a la vez mantenga cierto grado de humedad. Especialmente si tenemos este tipo de plantas en zonas climáticas que les impiden tener un desarrollo vegetativo normal, es decir, que estén en lugares donde las temperaturas sean demasiado extremas (tanto mínimas como máximas) para ellas, es esencial escoger bien el sustento de estas plantas.

Si bien encontrarás sustratos ya preparados, éstos sólo nos irán bien si nuestro clima es el adecuado para ellas. En caso contrario, tendremos que usar, por ejemplo, akadama y kiryuzuna (al 70 y al 30% respectivamente), pues así tendremos garantizado el éxito del cultivo de estas plantas en lugares teóricamente difíciles para que ellas puedan sobrevivir.

Palmeras

Cocoteros

Cocos nucifera germinando

Las palmeras son unas plantas excepcionales, muy decorativas, capaces de darles ese toque exótico a cualquier jardín. Sin embargo, en fase juvenil es muy aconsejable que se cultiven en macetas. Pero… ¿en qué sustrato?

En realidad podemos usar turba negra y perlita a partes iguales, pero como tratamos de darles lo mejor de lo mejor a nuestras plantas, una mezcla ideal estará compuesta por mantillo y perlita al 50%. Muy aconsejable también añadir una primera de capa de akadama en el interior de la maceta para conseguir que el agua sobrante salga con facilidad.

Plantas de huerto y de flor

Tomatera

Tomatera

Nuestras plantas de huerto y de flor son muy agradecidas, tanto es así que no nos pedirán que nos compliquemos mucho buscando el mejor sustrato para ellas.

De hecho, si mezclamos un 80% de turba negra con un 10% de perlita y un 10% de mantillo, obtendremos unos plantones sanos y con un crecimiento excepcional.

Plantas carnívoras

Drosera madagascariensis

Drosera madagascariensis

Las plantas carnívoras, a medida que han ido evolucionando, se han adaptado a condiciones asombrosas. En la tierra donde crecen, la cual siempre está húmeda, apenas hay nutrientes, por lo que se han visto obligadas a tener que buscarse su alimento modificando sus hojas hasta convertirlas en las trampas más increíbles que haya creado la naturaleza.

Teniendo esto en cuenta, usaremos turba rubia natural para asegurarnos de que disponen de toda la humedad que necesitan y, si queremos, la mezclaremos con un poco de perlita para evitar que las raíces puedan tener problemas con el exceso de riego.

Como vemos, el tema de los sustratos es realmente muy importante. Por ello, esperamos que esta guía te resulte práctica para que escojas el más adecuado para tus plantas, y que éstas puedan verse espléndidas.


Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

4 comentarios

  1.   Gloria dijo

    Excelente artículo Mónica, estoy empezando y cada vez que leo tus publicaciones aprendo algo más, gracias!!! Gloria

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Muchas gracias a ti por tus palabras, Gloria 🙂

  2.   efraul dijo

    hola, sobre el akadama, he visto en sicila rocas del volcan etna hay de varios tamańos, esto es akadama o solo akadama es de japon? saludos

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Efraul.
      La akadama que se usa para los bonsáis y demás plantas proviene de Japón.
      Un saludo.

Escribe un comentario