Helecho arbóreo, una variedad única

Helecho arbóreo

Muchas variedades de helechos son nobles y resistentes y eso los hace atractivos para aquéllas personas que encuentran en la jardinería una afición o bien que están dando sus primeros pasos en la materia y aún no tienen ese ojo sagaz capaz de resolver problemas por cuenta propia.

Es que examinar a las plantas y descubrir posibles plagas o enfermedades, saber cuando les falta agua o cuando necesitan una poda no es algo sencillo en una primera etapa. Los helechos tienen la virtud de ser plantas poco exigentes y hasta pueden crecer casi por si solas. Por eso son tan populares.

Un helecho de Oceanía

Entre las variedades de helechos está la Cyathea australis, más conocido como Helecho arbóreo rugoso, debido al aspecto de su tronco.

Esta especie es originaria del sudeste de Queensland, Nueva Gales del Sur, del sur de Victoria, en Australia, y de Tasmania y la Isla Norfolk. Los primeros helechos arbóreos fueron descriptos en 1810 cuando se recolectaron algunos en la Isla King, cerca de Tasmania.

Helecho arbóreo

Se distingue por su tronco macizo y largo, que puede medir hasta 12 metros de alto y está coronado por unas poderosas frondas bipinnadas y tripinnadas que tienen cerca de 4 metros de largo.

Es un helecho vistoso y fuera de lo común que además es difícil de describir pues puede variar de ejemplar en ejemplar. Los hay más grandes y más pequeños, algunos más altos y otros de tamaño medio, también helechos más robustos y se advierte una gran diferencia en las características de las escamas del tronco.

Condiciones del helecho arbóreo

Helecho arbóreo

El mejor hábitat para el helecho arbóreo es un lugar en donde reciba luz natural, con temperaturas superiores a los 7 grados centígrados y una humedad mayor al 50%. Es una variedad resistente al frío y que soporta las heladas.

Durante el verano, necesita un riego abundante y hay que tener cuidado con la calefacción que puede afectarlo y generar grandes problemas.


Escribe un comentario