Hierbas fáciles de cuidar

hierba-lyme-azul

¿Quien no sueña con tener un jardín cubierto de un manto verde? Lo cierto es que lograrlo no es tan sencillo, al menos no si no nos dedicamos a cuidarlo y mantenerlo.

Sin embargo, algunas variedades de hierbas ayudan a teñir de verde una superficie al tiempo que son fáciles de cuidar. No es que con ellas tendrás que olvidarte de las tareas de mantenimiento pero al menos sufrirás menos inconvenientes como el ataque de plagas y enfermedades o el riego.

La hierba Lyme azul es una de ellas aunque el punto en su contra es que se trata de una hierba de estación cuyo clima ideal es el frío. Es de color azulado y alcanza unos 90 cm de altura además de que crece en todo tipo de terrenos y puede desarrollarse tanto en condiciones de sol pleno como de media sombra. Es muy usada para evitar la erosión del suelo y es bastante tupida por lo que es ideal para cubrir espacios.

Otra variedad es la hierba de las Pampas cuyo nombre hace referencia a su origen pues es originaria de Chile, Argentina y Brasil, siendo una hierba perenne que casi no requiere cuidado alguno. Crece hasta los casi 3 metros de altura y sus hojas son de un color blancuzco o plateado. Lo mejor es situarla a pleno sol y recuerda que es una hierba de fácil propagación por lo que tendrás que controlar su crecimiento. Además, es resistente a muchas plagas por lo que casi no sufre sus ataques.

Por último, puedes intentar plantando Bluestem poco, una hierba que crece rápido y es muy adaptable a los terrenos incluso si se trata de un suelo muy seco y pobre. También es muy resistente a las plagas además de que puedes olvidar regarla y no sufrirá ningún inconveniente pues es resistente a la sequía.

Más información – Mi planta tiene hongos, ¿qué hago?


Categorías

Plantas

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario