Kniphofia uvaria, exótica y radiante

Kniphofia uvaria

Hay una planta que es realmente exótica, ideal para decorar jardines y dar rienda suelta al diseño. Hablamos de la Kniphofia uvaria, una planta que llama la atención enseguida debido a su aspecto.

Lo más llamativo es su inflorescencia, en forma de espiga y de colores muy brillantes que la vuelve única y muy especial. Es una planta perfecta para destacar un rincón e incluso puedes tenerla en cuenta si quieres celebrar un evento en el exterior pues entonces puedes armar floreros que quedarán muy bien como parte de la decoración.

Planta exótica como pocas

Planta exótica, la Kniphofia uvaria

La Kniphofia uvaria es una planta originaria de la zona sur de la Península del Cabo, en Sudáfrica. Pertenece a la familia Liliaceae y presenta un tallo único y hojas alargadas y delgadas. Sin embargo, es su inflorescencia lo que más llama la atención con su color naranja que se vuelve amarillo en la base de la misma.

Es curioso saber que esta planta bulbosa perenne pertenece a la misma familia que el aloe vera sin embargo su aspecto es muy diferente. ¿Imaginábais este parentezco? Hace mucho tiempo que llegó a Europa pues arribó en el siglo XVIII.

Qué ofrecerle a la planta

Kniphofia uvaria, una flor exótica

Si quieres tener tu Kniphofia uvaria, debes saber que esta planta necesita de un hábitat algo húmedo y por eso es que hay que prestar especial atención al riego, en especial durante el primer año de la planta, cuando hay que regarla incluso dos veces al día en la temporada estival. En el invierno, lo mejor es reducir el riego pero siempre cuidando que el suelo permanezca húmedo. Puedes comprobar la humedad introduciendo un palillo en la tierra pues si sale manchado aún hay agua en la tierra.

En cuanto a la luminosidad, teniendo en cuenta su lugar de origen, es fácil saber que necesita del sol pleno para que esté en óptimas condiciones. Recuerda que un suelo rico en humus será favorable para la planta y que la época de siembra es entre febrero y junio pues la floración ocurre a partir del verano y hasta comienzos del otoño. Las semillas lograrán desarrollarse a una temperatura óptima de entre 15 y 20 grados centígrados.


Categorías

Plantas

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario