La filtración de los estanques

Estanque

Un estanque en el jardín es un elemento de decoración estupendo. Además es otro lugar más dónde situar más plantas. Tener un estanque refresca el ambiente de los hogares, ya que el agua siempre es un purificante.

Es importante que el agua esté siempre limpia, por lo que se requiere estar pendiente de recoger las hojas que puedan caer en el agua, así como cualquier otra impureza. Si se realiza una limpieza continua, no será necesario utilizar filtros. Aunque siempre es recomendable utilizar algún tipo de filtración para que el agua esté en condiciones óptimas.

Existen diferentes tipos de filtraciones, siendo los más naturales los vegetales, a través de plantas acuáticas. Lo que realizan las plantas no es más que oxigenar el agua y reducir los niveles de nutrientes y contaminantes. Sin embargo, este método no es muy rápido, por lo que existen otros tipos de filtración.

El método de filtración biológico también es natural, pues se basa en utilizar bacterias nitrificantes. Estas bacterias se pueden comprar, aunque la forma más sencilla de obtenerlas es a través de elementos portadores como son la arena o la grava volcánica. Este tipo de filtración es complementario al anterior, ya que las bacterias transforman los elementos peligrosos en no peligrosos, siendo estos últimos absorbidos por las plantas, oxigenando el agua.

Finalmente están los métodos menos naturales, como la filtración mecánica, química y técnica.

La filtración mecánica está formada por perlón o esponjas sintéticas, la química utiliza carbón activado y la técnica utiliza un aparato que emite filtros UV para eliminar los microorganismos malos.

Como vemos, las plantas son esenciales siempre, pues haces una labor muy importante tanto dentro del hogar, como fuera como dentro del agua. En mi opinión, los métodos naturales son mejores, más baratos y que quedan mucho mejor como elementos decorativos.

Más información – Tipos de plantas acuáticas: Plantas oxigenadoras.

 


Escribe un comentario