La inmensa Higuera estranguladora

Ficus benghalensis

En la naturaleza hay plantas que combaten con otras, algunas conviven en armonía con las demás, pero hay algunas que acaban con la vida de otros árboles quitándoles la luz y el sustento que obtienen de la tierra.

Una de ellas es la higuera estranguladora. Con una esperanza de vida de más de 200 años, es una de las plantas con flor más longevas que la humanidad ha conocido jamás.

Hábitat de la higuera estranguladora

La higuera estranguladora, cuyo nombre científico es Ficus benghalensis, es originaria de las junglas de la India, Sri Lanka y Bangladesh, aunque actualmente crece en todas las regiones que gocen de un clima tropical húmedo. Podríamos decir que es un parásito vegetal, pero a diferencia de los que estamos acostumbrados a ver (como el muérdago), esta especie en vez de chuparle la savia, lo que hace es crecer muy rápido para impedir que su árbol anfitrión pueda alimentarse. Con el tiempo, éste muere, pero la higuera no se cae debido a que sus raíces se han desarrollado de tal manera que forman una estructura sólida, capaz de mantenerse en pie sin dificultad.

Es un árbol gigante, que puede ocupar varias hectáreas. Un dato curioso es que empieza su vida siendo epífito, al agarrarse a algún tronco para poder crecer. Sus hojas son perennes, de un color verde precioso. Y como todo Ficus, sus frutos son los higos, los cuales son de color rojo con una longitud de un centímetro.

Hojas del Ficus benghalensis

Debido a la extensa sombra que da, son muchos los asiáticos que hacen vida social protegidos del sol gracias a la higuera estranguladora. Tanto es así que ponen mercadillos, construyen templos, o celebran sus días especiales bajo las ramas de este inmenso árbol.

El Ficus benghalensis es una especie sagrada para muchas religiones, como la budista o la hindú. Y si deseas tener uno y dispones de un clima cálido, puedes tenerlo sin tener que comprar ningún terreno. ¿Cómo? Haciéndolo bonsái. Sí, sí, has leído bien. Puedes tener un precioso bonsái de higuera estranguladora, ya que tolera muy bien la poda.

¿Qué te ha parecido?


Escribe un comentario