La palmera de Judea: salvada de la extinción

Palmera de Judea

La palmera de Judea, cuyo nombre científico es Phoenix dactylifera var. Judea, se podría decir que ha sido una planta resucitada, recuperada de la extinción.

Esta palmera, la cual se creía extinta, gracias a la investigadora botánica Elaine Soloweey, ha vuelto a la vida.

Durante mucho tiempo habitó gran parte del Medio Oriente, especialmente en la región de Judea. Sus frutos, los dátiles, eran comestibles; además proporcionaban una agradable sombra a las personas del desierto.

Su aparición en la Tierra data de hace unos tres mil años. Hasta hace más de dos mil años, fue uno de los principales ingresos, esencial para el Reino de Judea. Incluso su nombre aparece en la Biblia. Se dice que el rey David hizo llamar a su hija Tamar, en honor al nombre hebreo de esta palmera.

Debido a que era la principal fuente de ingresos, cuando llegaron los romanos, allá por el año 70 antes de Cristo, la llevaron a la extinción para efectuar su conquista. Tras los años que siguieron, todo lo que se sabía de la palmera de Judea se convirtió en leyenda.

Sin embargo, en el año 1960 durante una exvacación en el palacio del Gran Herodes, en Israel, los arqueológos encontraron numerosas semillas. Tras examinarlas, averiguaron que se trataba de semillas de la palmera de Judea.

La investigadora botánica Elaine Soloweey, decidió plantar una para ver si germinaba, y cual fue su sorpresa que, al cabo de un tiempo, eso fue precisamente lo hizo. Brotó.

Hasta la fecha, es la semilla más antigua que ha germinado. Y no sólo que ha vuelto a la vida, sino que, además, ha crecido, incluso ha dado flor.

Sin ninguna duda, las semillas pueden recorrer grandes distancias gracias al viento, al mar o a los animales e insectos, pero también hay que destacar que hay algunas que también saben viajar sorprendentemente bien a través del tiempo.

Más información – Información sobre las plantas resistentes a la sequía

Fuente e imagen – ECOOSFERA


Categorías

Palmeras

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario