La Palmera de salón: de un vistazo

Chamaedorea elegans

La Chamaedorea elegans, más conocida como Palmera de salón, es una palmera que se utiliza mucho tanto en interiores, como para decorar patios o incluso algún rincón del jardín. Conozcamos más sobre esta planta.

Antes de nada hay que saber que en una misma maceta, suele haber una veintena de ejemplares. ¿Por qué? Porque una maceta frondosa es más fácil de vender que un sólo plantín de pocos centímetros. Pero en realidad, esta planta es unicaule, es decir, de un sólo tronco. Su origen se encuentra en Centroamérica, donde vive bajo la sombra de los árboles.

Puede alcanzar una altura de dos o tres metros, pero en maceta no supera los dos. Se puede tener en maceta toda su vida, ya que no tiene un sistema radicular ”agresivo”. Posee un tronco anillado muy delgado, de unos tres centímetros a lo sumo de grosor; y unas hojas compuestas, pinnadas, de color verde oscuro.

Su inflorescencia (es decir, conjunto de flores) está compuesta por flores femeninas las cuales tienen un color amarillento, o por flores masculinas. Es una planta dioica (es decir, hay pies machos y pies hembras).

Las semillas son muy pequeñas, ovaladas, de menos de un centímetro de largo.

No resiste heladas. Pero aguantará bien unos tres o cuatro grados bajo cero si duran poco tiempo, y si está algo resguardada.

En interiores es recomendable tenerla en un lugar con mucha luz, sin sol directo ya que se puede quemar. Se regará cuando la tierra se note seca.

La Palmera de salón no es una planta a la cual haya que trasplantar a menudo. Cuando la adquiramos podemos ponerla en una maceta unos dos centímetros cuadrados más ancha, y es probable que le dure bastante.

Es recomendable abonarla con un abono específico para palmeras, desde marzo hasta octubre, incluso podemos abonar en noviembre si vivimos en un clima cálido (sin heladas).

Más información – Cultivo de palmeras en interior


Categorías

Palmeras

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Raquel dijo

    Hola tengo una pequeña en el baño de mi casa es luminoso pero no da directamente el sol, y las hojas se están poniendo marrones en las puntas! Tiene un proceso de adaptación al lugar o debería cambiarla directamente esta hace 3semanas

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Raquel.
      La palmera de salón crece siempre en zonas semisombreadas, sin luz directa. Pero cuando no hay mucha luminosidad, las puntas de las hojas se pueden volver marrones, y pueden aparecer manchas descoloreadas (como blanquecinas) en el haz de las mismas.
      También puede ocurrir si le da corrientes de aire, o si el ambiente es seco. Por ello, te recomiendo que pongas alrededor de la maceta boles o vasos con agua (puedes aprovechar y poner pequeñas plantas acuáticas, como la lenteja de agua). No te aconsejo pulverizarla, ya que el agua taponaría los poros de las hojas, impidiendo que éstas respiren bien.
      Un saludo.

Escribe un comentario