La poda de las hostas

hostas

Si tienes un jardín con mucha sombra puedes pensar en plantar ejemplares que no necesiten de la luz solar para su buen desarrollo.

Las hostas son un buen ejemplo, plantas que necesitan de la sombra para crecer aunque se adaptan a diferentes tipos de clima. Las hostas son ideales para jardines con poco sol con la ventaja de que además no requieren de muchos cuidados. Eso sí, uno de los requisitos esenciales de las hostas es la poda, que debe ser realizada durante el otoño para que entonces la planta crezca en armonía y así viva durante varios años.

No hace falta ser un experto en jardinería para aprender a podar las hostas pues es un proceso bastante sencillo que puede realizar cualquier persona con ganas de mejorar las condiciones de la planta.

Lo primero es quitar las flores que están marchitas, cortando los tallos de las flores con una tijera, esto a lo largo de todo el año y a medida que veas que las flores comienzan a decolorarse- Luego sí llega el momento de la poda más importante, la que debe suceder en otoño pues es luego de las heladas. Entonces toma las tijeras y recorta la planta a unos 15 cm. del suelo. Cuando llegue la primavera, puedes ayudar a tu planta en su proceso de crecimiento cubriendo con mantillo para así evitar que le afecten las heladas tardías. Si bien la planta es resistente al frío, las partes nuevas de la planta necesitan estar protegidas de las temperaturas bajo cero.

Más información – La importancia del clima para las plantas

Fuente – eHow en español

Foto – Hogar útil


Categorías

Jardinería

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario