La poda de las Sarracenias

Grupo de Sarracenias

La poda de las plantas carnívoras es muy distinta a la que pueda hacerse en cualquier planta leñosa. De hecho, sólo se centra en quitar las partes secas de las plantas para evitar que los hongos hagan su aparición.

En esta ocasión te mostraremos cómo se hace para conseguir que tus Sarracenias se vean bonitas… hasta en invierno.

¿Por qué se podan? Básicamente para evitar los hongos. Son mucho más difíciles de erradicar que cualquier otro problema o plaga, ya que en invierno con la humedad constante, se reproducen muy rápido. Y muchas veces cuando nos damos cuenta, suele ser tarde.

Veamos cómo se podan las Sarracenias:

Paso a paso

Sarracenia

Aquí tenemos un precioso híbrido de Sarracenia, el cual, como la mayoría de plantas carnívoras, en invierno hiberna. ¿Cómo sabemos que está hibernando? Muy fácil, lo sabremos nada más ver que algunas hojas empiezan a secarse.

Y serán estas las que debemos cortar.

Cortar hoja

Con unas tijeras limpias, cortaremos la parte seca. No nos debe preocupar si cortamos un poco de parte sana, lo importante es no dejar nada de parte muerta en la planta.

Seguramente a medida que pasen los días las hojas se vayan secando y debamos volver a ponernos a cortar.

Quitar hoja

A medida que vayamos cortando partes secas, veremos algunas que están totalmente secas. Éstas las podremos quitar cogiéndola y tirando hacia afuera.

Salen sin mucha dificultad.

Después de poda

Y después de haber pasado por la peluquería, nuestra carnívora ahora está mucho más bonita. Y, lo más importante, la luz del sol puede llegar más directamente a las hojas, asegurando así que en primavera crezca con más fuerza y vigor.

Como vemos, la poda de las Sarracenias se hace por una cuestión de salud de las plantas, y ¿por qué no? También para que se vean más bonitas.

Más información – Hibernación de las plantas carnívoras


Escribe un comentario