0

Las enfermedades del Geranio

Geranio Las enfermedades del Geranio

Resulta muy recomendable ir conociendo los males que pueden sufrir nuestras plantas para poder atajar los problemas antes de que se extiendan a más ejemplares del jardín. De hecho, los buenos jardineros saben interpretar los males de sus plantas sólo con notar un cambio en su aspecto habitual.

Hoy nos ocuparemos de una planta muy popular en todos los hogares ya que es una planta perenne y fácil de cuidar. Estamos hablando del geranio y te brindaremos los consejos necesarios para tratarlos y evitar que se enfermen.

Si en las hojas del geranio aparecen manchas amarillas, probablemente están siendo atacados por una bacteria muy dañina cuyo agente es el xanthomonas campestris.

En este caso, además de las mencionadas manchas pardas y concéntricas en las hojas se produce cierta pudrición, y se ennegrece la zona de los nervios de la planta.

Para solucionarlo hay que tirar las partes afectadas, cambiar la tierra y añadir al agua de riego un abono rico en cobre.

Las temperaturas extremas hacen que sus tallos y hojas se vuelvan rojizos y que se arruguen los bordes de las hojas.

Para evitarlo se debe controlar la temperatura y no exponer la planta a mucho calor o demasiado frío.

Por otro lado, la falta o el exceso de riego o una carencia de elementos nutritivos en su sustrato pueden hacer que las hojas se vuelvan amarillas, por lo que se deberá adecuar la frecuencia de riego en función de la temperatura ambiente y abonar si la planta está en período de floración.

Por último, si nota que pequeñas moscas blancas salen volando cuando riega o toca su planta, rocíela con insecticida.

Más información – Plantas vivaces
Foto – Infojardín


Escribe un comentario