Las hojas de la Calathea

Calathea zebrina

Calathea zebrina

Nuestra protagonista de hoy es un género de plantas herbáceas perennes originarias de las selvas tropicales y húmedas de América del Sur. Actualmente se la cultiva principalmente como planta de interior al haber demostrado su adaptabilidad a las condiciones que tiene en estos lugares, debido a la gran belleza de sus hojas.

La Calathea es una planta excepcional, que dará más vida y color a tu hogar.

Calathea triostar

Calathea Triostar

En hábitat puede alcanzar una altura de un metro; sin embargo, en nuestras latitudes y al estar en maceta, es difícil que sobre los 60cm. La Calathea es una planta apta para aquellas personas que quieren iniciarse en el mundo del cuidado de las plantas, ya que tolera mejor que otras la baja luminosidad, y no necesita ser regada con mucha frecuencia. Tanto es así que se puede regar unas dos veces por semana en verano, y el resto del año será suficiente una vez cada siete o diez días.

La podremos tener en el exterior siempre que la temperatura mínima sea de 15 grados o superior. Estamos ante una planta tropical, la cual es muy sensible al frío y a las heladas. Si vivimos en una zona con inviernos templados-fríos, será necesario protegerla en el interior del hogar.

Calathea makoyana

Calathea makoyana

En cambio si vivimos en un clima cálido podremos tenerla en el jardín en una zona donde no le dé el sol directo, junto con otras plantas con tamaño similar, o creciendo entre arbustos o árboles como puedes ver en la imagen superior.

Su principal enemigo es el encharcamiento, es por ello que a la hora de cambiarla de maceta, se recomienda optar por un sustrato que contenga perlita a fin de evitar que se compacte, y facilitando así que las raíces puedan respirar mejor.

Por último, no te olvides de abonarla cada quince días -desde primavera hasta finales de verano- con un abono líquido para que tu planta tenga un crecimiento y desarrollo excepcionales.


Escribe un comentario