Las mejores trepadoras para lugares con poca luz

Hedera helix

¿Buscando plantas trepadoras para lugares con poca luz? Si es así, puedes dejar de buscar. Hoy voy a proponerte varias especies que puedes tener en esos rincones donde hay más sombra que luz. Plantas que, con unos mínimos cuidados, darán una nueva vida a esos espacios que se han quedado un poco abandonados.

Echa un vistazo.

Lonicera caprifolium

Lonicera caprifolium

La primera de nuestra lista es la Lonicera caprifolium, mucho más conocida como madreselva. Es una trepadora de hoja perenne que tiene un crecimiento más bien rápido. Vivirá en climas cálidos o templados, en donde puede soportar heladas ligeras sin sufrir ningún daño. Con la ayuda de soportes, puede alcanzar una altura de unos 6m, pero se puede podar a la altura que desees hacia el final del invierno o en otoño, antes de que empiece a hacer fresco.

Passiflora caerulea

Passiflora caerulea

La Passiflora caerulea, conocida como Passionaria o Flor de la Pasión, es una trepadora de crecimiento muy rápido con una altura de unos 5m. Trepa con la ayuda de zarcillos simples, por lo que sólo necesitará un poco de ayuda durante los primeros meses desde que se plantó, sujetando los tallos, por ejemplo, a un tutor hasta que pueda sostenerse por sí sola. Tiene hoja perenne, así que podrás tener cubierta esa pared aparentemente abandonada durante todo el año ya que, además, resiste heladas ligeras de hasta los 3 grados bajo cero.

Philodendron scandens

Philodendron scandens

¿Quién no ha tenido o tiene un Philodendron scandens en casa? Es una de las plantas de interior más populares, pues se adapta muy bien a vivir en zonas con poca luz. Muchos lo conocemos por su otro nombre: potos. Tiene hoja perenne, y un crecimiento más bien lento, especialmente si vive en una zona fría. Es sensible a las heladas, por lo que su cultivo en exterior sólo se recomienda si tienes un clima cálido durante todo el año.

Trachelospermum jasminoides

Trachelospermum jasminoides

El primo hermano del jazmín, el Trachelospermum jasminoides. Es un arbusto trepador ideal para gran variedad de climas: desde cálidos hasta fríos con heladas de hasta los 10º bajo cero. Tiene hoja perenne, y unas flores blancas que, como decíamos, recuerdan bastante a las del jazmín. Crece hasta una altura aproximada de 4-5m, de forma más bien lenta; pero si le damos un riego frecuente puede llegar a acelerar un poco el ritmo.

¿Cuál te ha gustado más?


Categorías

Trepadoras

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario