Las plantas con flores: más antiguas de lo que se creía

Polen

Un reciente estudio ha demostrado que las plantas con flores aparecieron mucho antes de lo que se creía. Se sitúa su aparición en el Triásico, hace más de 250 millones de años.

Es un descubrimiento asombroso, ya que se ha demostrado que las plantas con flor aparecieron 100 millones de años antes de lo que se creía.

Las plantas con flores evolucionaron a partir de las plantas que hoy conocemos como coníferas, helechos con semillas, cicadáceas, o incluso los Ginkgo, género del cual sólo queda la especie Ginkgo biloba, pero que en el período Triásico contaba con numerosas especies.

Las flores son una adaptación que fueron desarrollando a medida que diversos animales, entre ellos los insectos, fueron apareciendo y evolucionando. La evolución de plantas con flor y de los animales se produce casi en el mismo periodo de tiempo, ya que las plantas necesitan a los insectos polinizadores para fertilizar sus semillas y propagar su especie, y los insectos necesitan el néctar o el polen, dependiendo de lo que le proporcione la flor, o incluso el perfume, para sobrevivir o poder reproducirse encontrando pareja.

La parte de la flor que más fácilmente se fosiliza es el polen, mejor incluso que hojas o tallos. Una secuencia ininterrumpida de polen fosilizado comenzó hace unos 140 millones de años, y los expertos suponían que las flores aparecieron por primera vez en la Tierra en ese tiempo, durante el Cretácico Temprano. Tras este nuevo descubrimiento, su aparición se sitúa en el Triásico, hace más de 250 millones de años.

Muchos expertos han tratado antes de determinar la edad de las plantas con flores a través de estudios moleculares. Sin embargo, no ha sido hasta que se hizo este nuevo estudio con fósiles que han podido aproximarse aún más a la edad correcta de dichas plantas.

Más información – Polygala de Webb: De Marruecos a la península ibérica

Fuente – El Mundo


Escribe un comentario